Esoterismo islámico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 184 (45760 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCIÓN A LAS DOCTRINAS ESOTÉRICAS DEL ISLAM

[pic] [pic]

TITUS BURCKHARDT

PRÓLOGO

PRIMERA PARTE: LA NATURALEZA DEL SUFISMO
 
Capítulo I. La naturaleza del sufismo. Al Taşsawwuf
Capítulo II. Sufismo y misticismo
Capítulo III. Sufismo y panteísmo
Capítulo IV. Conocimiento y amor
Capítulo V. Las ramas de la doctrina
Capítulo VI.La exégesis sufí del Corán

 
 
 
SEGUNDA PARTE: FUNDAMENTOS DOCTRINALES
 
Capítulo VII. Los aspectos de la Unidad
Capítulo VIII. La Creación
Capítulo IX. Los Arquetipos
Capítulo X. La «Renovación de la Creación en cada instante»
Capítulo XI. El Espíritu
Capítulo XII. El Hombre Universal
Capítulo XIII. La Unión segúnMuhyi-l-Dîn Ibn ‘Arabî.
 
 
 

TERCERA PARTE: LA REALIZACIÓN ESPIRITUAL
 
Capítulo XIV. Tres aspectos de la vía: la doctrina, la virtud y la alquimia espiritual
Capítulo XV. Las facultades intelectuales
Capítulo XVI. El rito
Capítulo XVII. La meditación
Capítulo XVIII. La contemplación según Muhyî-l-Dîn Ibn 'Arabî

 
 
ÍNDICE DE NOMBRES

 
GLOSARIO DE TÉRMINOS YNOMBRES ÁRABES CITADOS EN EL TEXTO

Introduction aux doctrines ésoteriques de l´Islam, Dervy Livres, París, 1969.
Traducciones al español: Esoterismo islámico, Taurus, Madrid (trad. de Jesús García Varela). Introducción al Sufismo, Paidós Ibérica, Barcelona.

A la memoria venerada del Shaij Muhammad al-Tâdîli
y de Mawlây 'Alî ben al Tayyeh al-Darqâwî

PRÓLOGO
 

El presente trabajoes una introducción al estudio de la doctrina sufí. Antes que nada, es importante definir el criterio con el que vamos a abordar este tema: no va a ser el de la erudición pura y simple, cualquiera que pueda ser el interés científico de los resúmenes doctrinales que figuran en este estudio. Sobre todo, nos proponemos contribuir a los esfuerzos de aquellos que, en el mundo moderno, buscancomprender las verdades permanentes y universales de las que cada doctrina sagrada es un modo de expresión.

Precisemos de entrada que la ciencia académica no es más que una ayuda completamente secundaria y muy indirecta para asimilar el contenido intelectual de las doctrinas orientales y, por lo demás, ése no es el fin de un método científico, que por necesidad aborda las cosas desde el exterior,sólo en su aspecto histórico y contingente. Hay doctrinas que no se comprenden sino «desde el interior», gracias a un trabajo de asimilación o de penetración cuyas modalidades, por ser esencialmente intelectuales1, van más allá del pensamiento discursivo, que incluso se convierte en obstáculo en la medida en que está impregnado de convenciones mentales, para no hablar de los prejuicios agnósticos yevolucionistas que determinan el espíritu de la mayoría de los occidentales. Por esta razón, casi todos los eruditos europeos que han estudiado el sufismo se confunden respecto a su verdadera posición: el hombre de cultura moderna no está ya acostumbrado a pensar en forma simbólica y, en consecuencia, las investigaciones modernas no pueden distinguir lo que, en dos expresiones tradicionalesanálogas, se corresponde con la forma exterior y lo que constituye su elemento esencial. Por ese mismo motivo, los eruditos se inclinan a ver imitaciones de una forma tradicional por parte de otra, cuando no hay sino una coincidencia de pareceres espirituales y divergencias fundamentales allí donde no interviene más que una diferencia de perspectivas o modalidades de expresión2. Es inevitable quesemejantes confusiones se produzcan, ya que la formación universitaria y el saber libresco autorizan, en Occidente, a ocuparse de cuestiones que en Oriente permanecen, de modo natural, reservadas a los que están dotados de intuición espiritual y se consagran al estudio de estos temas en virtud de una afinidad real y bajo la dirección de los herederos de una tradición que sigue viva.
Intentaremos...
tracking img