Estado autoritario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 59 (14610 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Max Horkheimer, ESTADO AUTORITARIO

1

Max Horkheimer ESTADO AUTORITARIO Traducción y presentación de Bolívar Echeverría PRESENTACIÓN Estado autoritario, de Max Horkheimer, es uno de esos textos a la vez famosos y secretos, cuya influencia efectiva en la discusión de los temas que tocan rebasa con mucho el conocimiento directo que el público tiene de ellos. Preparado desde 1939, escrito en1940 y publicado marginalmente, casi como “para ocultarlo”, en 1942, 1 este ensayo contiene algo así como el manifiesto político de la Escuela de Frankfurt, un manifiesto con el que —dada la “explosividad política y el atrevimiento teórico” de sus tesis2— no todos los miembros de ella estaban necesariamente de acuerdo, o al menos no con el entusiasmo que su autor hubiera esperado. Horkheimer partede la premisa, que resuena a lo largo de todo su texto, de que el carácter crítico de la Escuela de Frankfurt se fundamenta en la suposición de que su discurso es un contrapunto teórico del movimiento social y político encaminado a reconvertir el proceso histórico de la humanidad a partir de la instauración de una “sociedad sin clases”; es decir, en la convicción de que ella es una “compañera deruta” de la revolución comunista. Los temas de su discurso, su sentido metodológico, su creación de conceptos, dependen del diálogo que mantiene con ese movimiento, un diálogo que no requiere ser explícito para ser determinante. ¿Pero en qué situación se encuentra este interlocutor de la teoría crítica a comienzos de los años cuarenta en Europa, en la época de la consolidación del pseudosocialismostalinista en la Unión Soviética, del ascenso de la contrarrevolución fascista en Italia, España, Alemania, y de la decadencia autista del establishment político en los demás países del continente? Según Horkheimer, en una situación desastrosa. El relato con el que Horkheimer intenta explicar esta situación cuenta la historia de las posibilidades de actualización política que ha tenido en la épocamoderna la emancipación o autoafirmación libre de los individuos, descubierta en la vida social
1

En el volumen mimeografiado Walter Benjamin zum Gedächtnis (En memoria de Walter

Benjamin), publicado por el Instituto de Investigaciones Sociales de Frankfurt ya en el exilio, en Los Angeles, y en el que se encuentran también las “Tesis” de W. Benjamin sobre la historia, así como otro ensayode Horkheimer, “Vernunft und Selbsterhaltung”, y uno de Th. W. Adorno, “George und Hofmannstahl”.
2

Rolf Wieggershaus, Die Frankfurter Schule, DTV, 1986, p. 314 y ss.

Max Horkheimer, ESTADO AUTORITARIO

2

moderna en tanto que organizada alrededor del mercado o “esfera de la circulación mercantil simple de la riqueza social”. El primer capítulo de esta historia cuenta el episodio de unaCaída. Cautivada por la capacidad socializadora que tiene el proceso de conversión de los bienes en mercancia y de los seres humanos en propietarios privados, la “sociedad de mercado” permite y fomenta esta conversión, dejándola avanzar hasta los extremos absurdos a los que la lleva el capitalismo. Éste, en efecto, que desde antiguo se había servido del mercado “respetuosamente”, pasa en lamodernidad a utilizarlo de manera “autoritaria”. En lugar de entrar en la “esfera de la circulación mercantil” y aprovecharla para cumplir con su “fórmula general” (D – M – D’: comprar barato para vender caro), dejándola estar con su legalidad autónoma, el capitalismo pasa ahora a ocuparla plenamente y a imponerle su necesidad particular —la de la acumulación a toda costa— como si fuera una ley generalde ella misma. Esta hybris o desmesura capitalista impulsa al principio de lo mercantil a mercantificar hasta lo inmercantificable y a asegurar su eficiencia mediante recursos que lo contradicen esencialmente. La “sociedad de mercado” cierra un ojo cuando este principio, que corresponde propiamente al orden de los objetos, invade, en un afán ya innegablemente capitalista, el orden de la...
tracking img