Estado de america latina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 52 (12797 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ESTADO EN AMÉRICA LATINA1

Lo que se ha llamado la guerra social de Bolívar, ¿no es acaso la contradicción entre un primer movimiento reaccionario de masas y la proposición iluminista? No terminará acá la historia de los pueblos reaccionarios, y la contrarrevolución se verá varias veces como una de las formas de organización de la sociedad. ¿No es verdad a la vez que esas masas godificadas deBoves calificaron el origen sin duda mantuano del Estado venezolano? Se puede decir incluso —es una hipótesis verosímil— que Bolívar aprendió de sus enemigos y que después de esta suerte de abigeato de masas el proyecto venezolano mismo quedó teñido con su recuerdo. No sería por cierto la única vez que la sociedad civil tome un decurso más reaccionario que el Estado, lo cual sin duda contradice lasostenida idea de la masa como portadora natural de democracia. Aquí la masa reaccionaria impone un patrón que sin embargo no será reaccionario: la necesidad de hacer una guerra con las masas. De la misma manera, podría encararse una interpretación estatal a partir del encuentro con el espacio, o sea la organización del escenario. Sí, Rusia es la lucha contra el frío. En todo caso el fundarse enel mayor espacio desierto del planeta ¿no habrá tenido algo que ver con el origen de una burocracia lúcida y precoz como la brasileña? El Perú o México tuvieron muchos burócratas;
1

Texto extraído de Ensayos 1, México, UNAM, 1984, pp. 59-78.

321

La autodeterminacion… masas_final.indd 321

8/3/09 9:11 PM

sin embargo, la idea de la burocracia en su validez moderna no prendió jamás.Por el contrario, se mostraron como sociedades, hasta cierto momento al menos, signadas por una suerte de infecundidad burocrática. El hecho es que los brasileños desarrollaron como Estado sentimientos o prácticas especiales opuestos a los de México y Argentina. Era como el orgullo del propio exceso, pero nadie decía que la extensión hacía mal. De esto debe inferirse que hay consecuenciasideológicas muy diferentes según el tipo de relación primaria que se produce entre el núcleo de lo social y el territorio al que se referirá. En todo caso, se podría deliberar como la brasileña o, de un modo aún más fascinante, de una clase política o clase general como la que emerge en México de la catástrofe revolucionaria, lo cual por cierto es algo más que un decoro inteligente. Es cierto, por otrolado, que podemos detectar grandes momentos constitutivos, como los del Chile de Arauco y el México de la Revolución, que los explican de un modo casi exhaustivo en cuanto Estados mismos. Eso tampoco puede ser un desiderátum si se considera la situación de países como Perú y Bolivia, en los que la propia profundidad del momento constitutivo ancestral bloquea o inutiliza la solución de la cuestiónagraria que es, después de todo, la hora decisiva de la fundación del capitalismo. Está demás decir que, en gran medida por cierto, la democracia depende de los modos de resolución de la cuestión agraria. Si esto es un momento remoto para los europeos, no lo es para nosotros. La variedad de coyunturas largas en materia de lo que llamaremos la ecuación social (véase infra) propone también paradojas tanllamativas como el predominio taxativo, y se diría asediante, de la sociedad civil tanto en la Argentina posterior a 1930, al menos, que es el país más completo o más armónicamente capitalista de la región, y Bolivia, que es quizá el más atrasado. Esto no habla para nada del funcionamiento de una supuesta correspondencia entre la base económica y la superestructura estatal, ni tampoco, por la víaopuesta, del caso de Chile, que con una estructura social atrasada (aunque media) tuvo sin embargo un aparato estatal que era quizá el más parecido a los europeos.
322

La autodeterminacion… masas_final.indd 322

8/3/09 9:11 PM

En la prospección del asunto tampoco pueden omitirse momentos tan perentorios como los de la constitución de la multitud, o sea la impregnación de la libertad...
tracking img