Etica trascendentalista

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1064 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ética trascendentalita
Inmanuel Kant nace en 1724 en Prusia. Pertenece a la ilustración. La creencia en la razón marca su época. Aparece un fenómeno llamado “la idea de lo otro”. Kant dedicó toda su obra (“Crítica de la razón pura”, una teoría de los juicios en la que se establecía las condiciones para considerarlos científicos) a la razón.
Kant asegura que hay dos razones, la teórica y lapráctica. Afirma que “no hay nada en la razón que no provenga de los sentidos, excepto la razón misma”.
En la Crítica de la razón pura, se parte, asumiendo los resultados del empirismo, afirmando el valor primordial que se le da a la experiencia, en tanto esta permite presentar y conocer a los objetos, desde la percepción sensible o intuición(Anschauung). La capacidad de recibir representaciones sellama sensibilidad, y es una receptividad, pues los objetos vienen dados por esta. La capacidad que tenemos de pensar los objetos dados por la sensibilidad se llama entendimiento. Las intuiciones que se refieren a un objeto dado por las sensaciones se llaman intuiciones empíricas y el objeto sensible es llamado fenómeno (término de origen griego que significa «aquello que aparece»). Se sigue que laciencia de la sensibilidad es llamada Estética trascendental, que forma parte de la Doctrina Trascendental de los Elementos en la Crítica de la razón pura.
El empleo del término ‘Estética’ en Kant difiere del uso que hizo Alexander Gottlieb Baumgarten del mismo término, Estética en cuanto a ciencia de lo bello.
La Estética Trascendental muestra que, a pesar de la naturaleza aceptable de lasensibilidad, existen en ella unas condiciones a priori que nos permiten conocer, mediante el entendimiento, los objetos dados por el sentido externo (intuición). Estas condiciones son el espacio y el tiempo.
Para que las sensaciones sean referidas a objetos externos, o alguna cosa que ocupe un lugar distinto del nuestro, y, asimismo, para poder entender los objetos como exteriores los unos a losotros, como situados en lugares diversos, es necesario que tengamos «antes» la representación del espacio, que servirá de base a las intuiciones. De lo que se deduce que es absolutamente necesario proporcionar de manera a priori esta representación de espacio como dada para que la experiencia fenoménica sea posible. Para Kant, el espacio no puede ser un concepto del entendimiento pues los conceptosempíricos se elaboran sobre los objetos ya intuidos de forma sensible en el espacio y el tiempo; el espacio, como intuición, es anterior a cualquier intuición de objeto, anterior a cualquier experiencia; por eso, dice Kant, es una intuición pura.
La representación del espacio no es un producto de la experiencia; es una condición de posibilidad necesaria que sirve de base a todas las intuicionesexternas. El espacio es la condición de posibilidad de existencia de todos los fenómenos.
Es importante comprender que, en el espacio se da la intuición sensible. De lo anterior se sigue que el espacio tendrá una doble cualidad: en tanto condición formal en la que se dan los fenómenos, el espacio posee una idealidad trascendental en la cual se prescinde de la sensibilidad, y una realidadempírica en la cual se validan objetivamente los fenómenos intuidos
Pero en este caso, el tiempo es además la forma del sentido interno. Kant se refiere a la capacidad que los sujetos tienen de intuirse a sí mismos, en la "apercepción", es decir la percepción de la propia identidad empírica, en una sucesión de momentos, que constituyen el tiempo.
Por ende, espacio y tiempo, al ser formas puras de laintuición sensible, son también condiciones inseparables al sujeto que intuye y sin estas al sujeto se le haría imposible recibir representaciones. Es así como la Estética Trascendental constituye el primer estadio de conocimiento del sujeto, y que tiene directa relación con la percepción sensible de objetos de la experiencia.
En la primera edición de la Crítica de la razón pura Kant dice: «El...
tracking img