Etica y moral en enciclicas catolicas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1167 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de julio de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

En este presente informe se abordaran la ética y la moral insertas en las encíclicas de la iglesia católica.
Enfatizando en las de carácter social en donde claramente se pueden apreciar las enseñanzas que la iglesia católica orientadas a una mejor moral y ética en el mundo actual.

Revisando de esta manera las encíclicas mas trascendentales

Desarrollo

A lo largo de lahistoria, la iglesia católica ha, basando toda su doctrina desde la interpretación de la biblia y de la tradición apostólica, de estas dos fuentes crea sus enseñanzas, las que notablemente han sido base de mensajes enviados a la comunidad de fieles que siguen sus preceptos.

Una forma de hacerlo es instaurando un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política yeconómica de la humanidad basado en el Evangelio y en el Magisterio de la iglesia Católica, dicha forma es llamada Doctrina social de la iglesia o doctrina social cristiana, cuyo propósito es mostrarle al mundo, que es lo que la iglesia católica quiere enseñar o cual es su posición en temas como la acumulación de la riqueza, la pobreza, la propiedad privada, etc.

La Iglesia deja claro que su doctrinasocial no es una «tercera vía» y no tiene nada que ver con una agenda económica o política, y no es un «sistema». Aunque, por ejemplo, ofrezca una crítica del socialismo y el capitalismo, no propone un sistema alternativo. No es una propuesta técnica para solucionar los problemas prácticos, sino más bien una doctrina moral, que surge del concepto cristiano de hombre y de su vocación al amor y a lavida eterna. Es una categoría propia.

La Iglesia ha querido ayudar a responder a preguntas centrales del ser humano con un género magisterial que se llama Encíclicas Sociales.

Es el 15 de mayo de 1891, hace más de cien años, cuando el Papa León XIII promulga un mensaje que conmovió a muchos y escandalizó a no pocos. Su gran motivación, señalada por el mismo en el documento, es lagravísima miseria padecida por la clase trabajadora:

"...un número sumamente reducido de opulentos y adinerados ha impuesto poco menos que el yugo de la esclavitud a una muchedumbre infinita de proletarios"(1)

León XIII defiende a los obreros. A partir de la constatación de la miseria de éstos, de la explotación que sufren a costa del privilegio de los adinerados, de las falsas expectativas queaparecen por parte del mundo socialista de ese tiempo, plantea su indignación ética. No propone soluciones técnicas, pero sí da pistas humanas y evangélicas: un salario justo que alcance al obrero empobrecido para vivir (32-33), que no esté solamente determinado por el simple consentimiento de las partes, es decir, sujeto a las variaciones del mercado (32); una doctrina sobre el trabajo humano quetiene como fin procurarse algo para sí y poseer como propio derecho una cosa suya (3), un trabajo que es personal pues el hombre deja la huella de su persona en el mismo, un trabajo que es necesario para la vida y que no debe ser concebido como una mercancía más del mercado. Habla del derecho a la organización, a asociarse para poder defender los justos intereses del trabajador; del rol del Estado ysu obligación de reconocer el derecho a la organización de los obreros, a no impedir su existencia pues constituir sociedades privadas es derecho natural con la sola limitación de la des honradez, la injusticia o la salud pública.

Estos y otros son los grandes temas del momento mirados por la Iglesia que ha decidido dar su opinión ética. León XIII afirmará que es deber de la Iglesia hablarsobre la cuestión social (12) pues pecaría gravemente si no planteara su posición y defendiera a los más débiles y postergados del mundo.

La Rerum Novarum fue el inicio de esta forma magisterial que asumió la Iglesia para responder a la pregunta moral: qué hacer a fin de que los seres humanos, pudiéramos clarificar la acción en el mundo para construir la fraternidad, para que pudiéramos...
tracking img