Eva luna de isabel allende

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3927 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 21 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
AUTOR: Isabel Allende

PESONAJES

Eva Luna, Consuelo, el profesor Jones, el Indio, La madrina, Lukas Carlé, Sra. Carlé, Jochen Carlé, Katharina Carlé, Rolf Carlé, los solterones, Elvira, Burguel, Rupert, las Primas de Carlé, Sr. Aravena, La yugoslava, el ministro, Humberto Naranjo, la Señora, Melecio, Riad Halabí, Zulema, Kamal, el jefe de la tribu, el comandante, el sargento, Mimí, TolomeoRodríguez, el Negro.

TEMÁTICA:

Habla de la vida de una mujer sin prejuicios, cuyo único interés es vivir feliz bajo cualquier situación que se presente, y por lo mismo, lucha incansablemente por su felicidad.

RESUMEN

UNO

En este capitulo comenzamos la historia. En realidad, es una biografía donde la protagonista relata su historia. Comienza con la frase "Mi nombre es Eva, quesignifica vida según el libro que mi madre consulto para escoger mi nombre". A lo largo de esta introducción a la historia, nos habla del nacimiento de Consuelo, madre de Eva, a quien unos misioneros recogieron recién nacida de debajo de un puente entre la pestilencia y la mugre de sus propias porquerías. De ahí, Consuelo fue llevada a vivir con ellos a un lugar hermoso y apartado de la ciudad al cualellos llamaban La Misión. Ahí, Consuelo creció entre gente que poco caso le hacia, pues pensaban que los marginados, necesitaban mas atención que una niña que solo vagaba entre sueños. Y así era. Consuelo era una niña un tanto distraída, pero al mismo tiempo, muy interesada en buscar explicaciones del mundo. Un buen día conoció en el bosque a un hombre dedicado a criar gallinas, pues las ponía acomer y tenia la esperanza de hacerse rico con las pepitas de oro que de vez en cuando sacaba del buche de sus animales. El día en que se despidieron, él le obsequió una de sus pepitas de oro, cosa que Consuelo conservo casi toda su vida. Días después, Consuelo recibió la noticia de que ya no viviría en la misión. Tenia apenas doce años cuando los frailes pensaron que era mejor enviarla al conventode las Hermanitas de la Caridad para que Consuelo tomara los hábitos. Pero Consuelo seguía con sus distracciones, y nunca entendió para que la enviaban con aquellas mujeres. Estando en el convento, se afanaba en las labores del mismo, y podía pasarse horas de rodillas frente a un crucifijo, y no por devoción sino observando aterrorizada la manera tan brutal en que habían matado a ese "pobrehombre". Gracias a eso, se corrió la voz en el convento de que Consuelo tenia dotes celestiales. Pero la madre superiora sabia la causa del comportamiento de consuelo, así es que decidió sacarla del convento y mandarla a trabajar en casa del profesor Jones, un excéntrico francés que pasaba su vida embalsamando cuerpos, cuya formula milagrosa lograba conservarlos años enteros y él los tenia en un cuartocomo momias humanas. Consuelo no tardo mucho en adaptarse a su nueva condición de sirvienta, al contrario, ella fue la única en quien el profesor Jones confió su formula embalsamadora, pues tal era su distracción, que nunca se le ocurriría venderla a ningún laboratorio de ninguna clase. Un día como cualquier otro, le informaron al profesor Jones, que el jardinero de la casa había sido mordido poruna víbora venenosa. El profesor, tenia la esperanza de que muriera para poder embalsamar su cuerpo, pero Consuelo sintió compasión por el enfermo y fue a curarlo, pero cuando ella noto que mejoraba repentinamente cuando ella frotaba sus partes más nobles, decidió que era hora de perder la virginidad y se entrego al el. Unos días después, el jardinero se fue de la casa. Cuando se despidió deconsuelo, ella le regalo la pepita de oro que años antes le había sido obsequiada a ella. Varios meses después, ella siguió trabajando como si nada a pesar de su aparente embarazo. Un día como cualquier otro, empezó a sentir los primeros dolores del parto, así es que se encerró en su cuarto y sin la ayuda de nadie, nació su hija, y minutos después, llego la cocinera de la casa a ver que se le ofrecía...
tracking img