Examen sexto grado 4°bimestre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3100 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESPAÑOL.
Indicaciones: Lee con atención el siguiente texto.
El anciano y el árbol.
A orillas de un pequeño pueblo, había una casita sucia llena de ratones, la cual casi se derruía; era el triste hogar de un viejecito, quien desde hacía mucho tiempo la habitaba.
La gente contaba que en su juventud había sido una persona muy ambiciosa, egoísta y vanidosa, por tales motivos se quedó más y mássolo. Sin embargo también se rumoraba que, de vez en cuando, un duendecillo le llevaba pan y frutas a su mesa. Así transcurría la vida de aquel viejecito abandonado.
Cierta tarde, dejó su jacal para dar un paseo por un pequeño bosque próximo. Tras un trecho, decidió recostarse para aprovechar la placida sombra de un árbol frondoso, pero se quedó dormido. Al despertar muy sorprendido vio queamanecía. El viejo pensó ¡Oh creo que dormí toda la noche! es imposible ¡no sentí frío, ni miedo, ni hambre!
Con ternura, el ancianito se abrazó al árbol, el cual se empezó a estremecer y adquirir figura humana. El hombre muy asustado quiso correr, mas el árbol estiró una de sus ramas convertida en mano y alcanzó su hombro. Le dijo:
-No temas. Oye esto: si me traes un poco de agua del arroyo que correa un kilometro de aquí, te concederé todo cuanto quieras
El anciano respondió:
-Claro que sí, pero tardaré mucho, pues no puedo caminar muy rápido. Estoy enfermo y soy tan viejo, que todos los huesos me duelen.
-No importa esperaré el tiempo que sea necesario – repuso el árbol. Pasaron las horas y, al oscurecer, el viejecito regresaba con una jícara llene de agua. Se la dio al árbol quienapenas terminó de beberla, dijo: -ahora puedes pedir lo que gustes. Muy contento el viejecito hizo su primer deseo:
-Quiero volver a ser joven.
Y fue transformado en un joven muy apuesto y fuerte. Luego pidió un espejo muy enorme, el cual apareció al instante. Aquel que apenas unos segundos atrás era anciano se miró asombrado.
¡Oh! ¡Que joven y guapo soy! –dijo y añadió – Ahora deseo un palaciohermoso como no se haya visto en todo el universo. ¡Tus deseos son ordenes! cierra los ojos por unos segundos – indicó el árbol con voz muy fuerte.
El viejo rejuvenecido obedeció y al abrir los parpados tenía frente a sí un bonito y descomunal palacio, con cristales por todos lados. Se sentía muy emocionado, pues en aquellos cristales se reflejaba su figura. Después preguntó al árbol: - ¿No teenfadas si te pido muchas cosas? – Claro que no siempre y cuando te las pueda conceder. Entonces deseó aviones, carros, oro, joyas e innumerables cosas más. Todo cuanto el joven pedía , el árbol se lo daba.
Así pasó algún tiempo y a aquel viejo convertido en joven nada le faltaba en absoluto; más era tan ambicioso, que no dejaba de pensar en nuevos deseos.
Una mañana muy temprano, el muchachobuscó al árbol, pero como viera triste, con las hojas marchitas, presintió que algo terrible iba a pasar. Le hablaba pero el árbol no respondía. Entonces pensó
Enseguida corrió al arroyo, trajo agua se la dio a beber y el árbol se transformó de nuevo en humano. Pero en esta ocasión de sus ojos grandes, brotaban lagrimas.
El árbol con voz angustiada dijo al joven:
-¿Ahora qué es lo que quieres?Creo que ya lo tienes todo.
-No no lo tengo todo. Aún me hace falta algo que creo que tu me lo puedes conceder.
-Habla te escucho.
-¡Quiero que me des mucho poder!
-Ya lo tienes –replicó el árbol-. Eres el más rico y poderoso sobre el planeta. Tu palacio es el más hermoso del mundo. No entiendo a que poder te refieres. Quiero mandar en el universo –insistió el joven-. Vamos tú me entiendes.Deseo ser un dios. Que las estrellas, el sol y la luna me obedezcan. Solo eso quiero ser: un dios.
Aquel árbol de pronto comenzó a marchitarse aún más, mientras que decía estas palabras:
-Ahora todo será como fuiste antes de conocerme. Tu ambición desmedida y tu egoísmo te han devuelto a la condición de viejo, abandonado y pobre.
Y al instante todo retornó a su viejo estado. El anciano...
tracking img