Filósofo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1296 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sobre Epicuro

La filosofía epicúrea nació en Grecia y debe su nombre a su fundador Epicuro, quien nació en Samos, donde vivió hasta los dieciocho años, edad en la que se mudó a Atenas para cumplir con su servicio militar. Se dedicó a estudiar en Colofón durante un par de años para luego volver a Atenas y fundar ahí su escuela en su propio jardín, que fue heredado a sus discípulos.
Nos diceDiógenes Laercio que fue autor de tescientas obras, de las cuales sólo quedan tres cartas y unos cuantos fragmentos.
La filosofía de Epicuro se ocupa, como la mayoría de los sistemas de pensamiento de la época, de establecer primero una teoría del conocimiento, una teoría natural y luego una filosofía moral, de la cual trata este ensayo y a la cual estaban subordinadas la teoría natural y la delconocimiento en éste sistema.
La ética epicúrea es llamada hedonismo. Es una ética que encamina toda acción y elección moral a el placer. Sin embargo, ésta filosofía ha sido mal interpretada, tergiversada y marginada por algunos de sus contemporáneos como se verá a continuación.
Este ensayo se propone aclarar lo que significa el concepto de placer para la filosofía epicúrea, cómo se llega a él,no sin antes hacer un breve recorrido por los malos entendidos intencionales que se publicaron sobre Epicuro desde su época, para aclarar desde el principio lo que no se debe entender por placer en la ética hedonista epicúrea.
Posteriormente, se retoman las ideas que sí pertenecieron a Epicuro sobre el placer, su concepto, su statu de fin de la vida, y su relación con las desiciones.

1.Francisco de Quevedo, en su Defensa de Epicuro contra la común opinión nos dice “No es culpa de los modernos tenera Epicuro por glotón y hacerle proverbio de la embriaguez y deshonesta lascivia”1, y refiere a que algunos de los contemoráneos de Epicuro, por envidia y “valiéndose de la palabra deleite en que ponía la felicidad, callando la virtud en que decía consistir el deleite, disfamaron alfilósofo más sobrio y más severo”. Diógenes Laercio, en su libro Vidas de los filósofos más ilustres2, menciona a algunos de ellos, nos da a conocer que Diótimo Estoico lo difamó al publicar cartas “escandalosas e impúdicas” bajo su nombre, y, entre otros, se menciona también a Posidonio Estoico, Nicola, Soción y Dionisio Halicarnaseo como sus perseguidores.
Diógenes describe cómo hablaban de él losantes mencionados, decían que prostituyó a un hermano suyo, que se adjudicó los escritos de Demócrito y los de Aristipo sobre los átomos y el deleite respectivamente, que se servía de las prostitutas Leontio, Marmario, Hedia, Erocio, Nicidio y otras, y que coqueteaba con Mitres, Idomeneo, Herodoto y Timócrates. Incluso dice Timócrates después de habandonar la escuela Epicúrea, en sus libros De laalegría, que Epicuro vomitaba por los excesos del lujo y molicie dos veces al día, que era un ignorante de la oración y el gobierno de la vida, y que por la “miserable constitución de su cuerpo” no pudo levantarse de una silla en mucho tiempo, además de llamarlo , y dice también que difamó a otros filósofos importantes como a Platón al llamarlo áureo, a Aristóteles perdido y a Heráclitoconfundidor
¿A qué se debe tal rechazo a la filosofía de Epicuro? Según Quevedo, es un acto de reacción, pues la mayoría de los filósofos de su tiempo fundaban en la sofística todo o gran parte de su pensamiento, sofística que Epicuro criticó y desechó, lo que le valió la indignación contra sí de los filósofos y posteriores críticas y difamaciones.

2.
Sin embargo, estas críticas están fuera de lugar,pues no comprenden lo que Epicuro quería decir con placer, pues él mismo rechaza éstos puntos de vista, por ejemplo, en su Cara a Meneceo al decir: “Cuando, por tanto, decimos que el placer es fin no nos referimos a los placeres de los disolutos o a los que se dan en el goce, como creen algunos que desconocen o no están de acuerdo o mal interpretan nuestra doctrina, sino al no sufrir dolor...
tracking img