Filoaprueba

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5269 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
José Gaos y la enseñanza
de la filosofía
Gustavo Escobar Valenzuela

Quién no haya nacido para padre espiritual, que
tampoco se crea llamado a ser auténtico y efectivo
maestro.
José Gaos

espléndido espectáculo, de la realidad —el conocimiento de las
discrepancias de los filósofos, y por el instrumento de él, de la
multiforme pluralidad de lo humano o del espectáculo de la realidad,bien pudiera ser el método por excelencia de la formación de
espíritus que, en vez de reaccionar ante lo que advierten disidente
de ellos mismos con ciega acometida de animal fiero, sean capaces
de complacerse en el paisaje de la infinitas singularidades hasta
el punto de cooperar a fomentarlo con una acción que supere el
esteticismo. Entre el historicismo y el liberalismo parece haber
unaesencial intimidad.1

Como bien es sabido, José Gaos se reconocía a sí mismo,
más que como filósofo, como un profesor de filosofía. Sobre
su formación, actividad y experiencia como profesor Gaos
dio cuenta en diversos escritos: por ejemplo, en Confesiones profesionales, Enseñanza y educación y La filosofía en la
Universidad.
Me ha parecido interesante ocuparme, en esta ocasión,
de algunasideas fundamentales contenidas principalmente
en estas obras, como un primer intento de reconstruir lo
que sería la didáctica de la filosofía del maestro y filósofo
transterrado. Pienso que estas ideas no solo poseen un indiscutible valor teórico para acercarnos a la obra filosófica que
nos legó José Gaos, sino que, además, revisten un enorme
potencial de orientaciones prácticas ymetodológicas de
gran vigencia y utilidad para los que nos dedicamos a la
enseñanza de la filosofía.

Sobre este liberalismo del historicista Gaos, y de sus repercusiones en la didáctica de la filosofía, habremos de volver
más adelante. Por lo pronto, nos conformamos con decir
que tal liberalismo fue una de sus constantes más sobresalientes como profesor. Así lo reconoce Luis Recaséns Siches
cuandoafirma: “Jamás fue impositivo ni proselitista, antes
bien, siempre respetuoso del pensar ajeno” y, gracias a esto,
Gaos “ha formado en nuestro México muchas generaciones
de discípulos directos que hoy son ya insignes pensadores
y preclaros maestros”.2
2. Objetivos de la enseñanza

1. Importancia de los estudios filosóficos

Para Gaos, la enseñanza requiere de la conjunción de doselementos que son indispensables para su pleno logro:
el profesor y el discípulo (y no lo llamamos simplemente
alumno, porque la enseñanza strictu sensu se dirige a la formación de verdaderos discípulos). La enseñanza ha de ser
eminentemente formativa. Lo formativo debe prevalecer
sobre lo informativo. Y, en este sentido, afirma el maestro:
“la enseñanza universitaria debe, sobre todo, formar” enlas diversas disciplinas; el propósito de la enseñanza consiste en enseñar a trabajar personalmente, originalmente,

Gaos reconoce, ante todo, que la filosofía ha tenido una
importancia decisiva en nuestra historia educativa. Aun si
la filosofía fuese una forma arcaica de la cultura humana,
no perdería por ello su valor formativo y humanístico.
El conocimiento de las discrepancias de losfilósofos, en las que,
por el puesto y la función tradicionales de la filosofía en los
sistemas de cultura, se revela con transparencia superlativa la
multiforme pluralidad de las culturales y hasta de los individuos
con su singularidad irreductible, absoluta, que hace la riqueza,

tiempo

101

memoRiA

en el campo de la filosofía; “solo se aprende, trabajando
juntos quienes ya sabenhacerlo y quienes quieren llegar
a saber”.3
Ahora bien, esta actividad formativa en que consiste
la enseñanza implica que, en lo relativo a la filosofía, no
se enseñe sólo ésta en sus contenidos esenciales, sino que
se enseñe, sobre todo, a filosofar estableciendo un diálogo directo y estimulante con los grandes filósofos de la
historia.
Para Gaos, las metas de la educación consisten en...
tracking img