Filosofia. socrates

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2343 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PREGUNTA POR EL SABER
Sócrates no es el único sabio de su tiempo. Poco antes habían aparecido Pitágoras y Heráclito en Grecia, Job en Israel, Gilgamesh en Sumer, Buddha y Badarayana en la India, Confucio, Lao-Tse y Chuang-Tzu en China, donde existía una educación más desarrollada. Todos ellos son sabios revestidos con características de héroes y de santos. Otro tanto ha querido ver latradición en nuestro Sócrates: el santo que porta la unción de Apolo; el héroe que resiste al tirano en la ciudad y a las nieves en la montaña; el sabio que, como dijera Cicerón, baja la filosofía del cielo a las casas de la ciudad.
De todos ellos Sócrates es el sabio más mundano y el único que se declara ignorante. No olvidemos que es un maestro preguntador y que su forma de ejercer la sabiduría tratasiempre de mantener vivías las preguntas que conducen hasta ella. Su primera pregunta le distingue del resto de sabios conocidos: ¿Qué es el saber? La vida del sabio debe ser el testimonio no tanto de la posesión de la sophía como de la inquietud y la curiosidad por ella, que le prestan su noción más clara y su sentido más práctico. Testigos de esta clase de vida, todos coinciden en presentar aSócrates siempre ocupado en lo mismo: en sus asuntos, que no son más que los asuntos humanos en general. El filósofo no se dedica aún a las cosas en tato que (ōnta) ni se detiene en las de la vida (khrémata), como hacen charlatanes y sofistas. La ocupación del filósofo son las cosas humanas mismas, las prágmata, que no se reducen ni al dato científico ni a la opinión superficial. Jenofonte dice quela ocupación socrática habitual es discutir sobre la justicia, la mesura, el coraje y la piedad, en el sentido casi civil que tenía esta última para los griegos, todo lo cual se ajusta al cuadro de las cuatro virtudes básicas del ciudadano que Platón, otro discípulo, pone en boca del maestro en La república. La sabiduría socrática es el saber limitado a lo humano, como lo prueba la vida misma delsabio y en particular su confesión de ignorancia, contraria a la arrogancia de un falso sabio.

¿De qué modo un saber tan atípico logra introducirse en la ciudad? Preguntándose, precisamente, por sus saberes constituidos. Así, una primera ocasión para el diálogo filosófico es inquirir sobre las profesiones en boga: negocios, política, estrategia militar…La mayoría de los que a ellas se dedicanhacen reír al filósofo, aunque no son objeto de burla si se practican tal como se debe. En realidad una profesión no es un simple , si no un implica el sentido y la utilidad de lo que se hace. Con mucha más razón ello incluye también a los saberes especializados, las tékhnai, accesibles sólo a los que disponen del ocio o tiempo libre, la skholé, para el arte, las letras y el estudio. Los libradosa ellos sí saben hacer, pero no todos saben lo que se hacen o lo que llevan, a pesar de su sabiduría, entre manos. El ejemplo más claro es el de los sofistas, los artífices de la ideología dominante, moderna para su época, aunque ofrece opinión en lugar de conocimiento. Sabio no es sólo quien sabe hacer un discurso, sino quien sabe, además, qué es un discurso, a quién sirve y si es conveniente ono el hacerlo. No lo parecen ser los sofistas, maestros oradores, que pretenden dirigir a los demás con sus discursos sin que se sepan dirigir a ellos mismos, algo que ocurre con el resto de sabios y expertos. , le hacen comentar a Sócrates, y apetece después decirlo de cuantos arropados en un poder u otro tienen su opinión para todo y hasta en nombre de todos. No es que el intelectual debarenunciar a la opinión con que el saber especializado se abre al filosófico; ni que tenga que abstenerse de tomar la voz por otros. En cierta manera, Sócrates es como el resto de sofista, un intelectual moderno, situado en las nuevas vías del saber. Pero el filósofo, al mismo tiempo que abraza este nuevo tipo de máthēsis o transmisión de su saber, debe depurarla hasta hacer de ella una extensión...
tracking img