Francisco i madero

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (526 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Francisco I. Madero como presidente de la República.



La victoria fugaz:
Cuando Díaz renunció y abandonó el país, una buena parte del antiguo régimen aún quedaba en pie. En los Convenios deCiudad Juárez, que terminaron convirtiéndose en un lastre para los revolucionarios, Madero aceptó que muchas instituciones del porfiriato permanecieran casi inmaculadas: el ejército federal, elaparato judicial, el Poder Legislativo y una buena parte del personal que sirvió a don Porfirio conservaron sus puestos, mientras que se desarticulaban las fuerzas revolucionarias.
A pesar de estosproblemas, Madero ganó las elecciones en uno de los pocos comicios democráticos y limpios que México haya experimentado y asumió la presidencia en noviembre de 1911. La bola -aparentemente- apenas habíadurado un año. Sin embargo, los grandes conflictos estaban por iniciar.


Los críticos, los alebrestados y los desesperados:
El gobierno maderista no tardó mucho tiempo en enfrentar las críticas:algunos censuraban que el presidente otorgara puestos de gran responsabilidad a sus amigos y familiares, tal fue el caso de Gustavo A. Madero, su hermano, que se convirtió en uno de los blancospreferidos de los periodistas de la época; otros estaban en contra de su apuesta en favor del diálogo y la negociación, como ocurrió con las labores que Felipe Ángeles realizó con los zapatistas a fin dellegar a acuerdos y evitar el derramamiento de sangre y, algunos más, aprovecharon la apuesta maderista en favor de la libertad de prensa para lanzar las más terribles críticas a su gobierno.
Por si loanterior no fuera suficiente, el "tigre suelto" comenzó a hacer de las suyas: entre 1911 y 1912 las huelgas obreras estuvieron a la orden del día, mientras los trabajadores del campo demandaban mejoressalarios y los indígenas se revelaban a causa de la moderación del régimen para resolver sus demandas. La Revolución -por lo menos en este sentido- comenzaba a cobrar su precio con la irrupción de...
tracking img