Gaudium et spes primera parte capítulo i: la dignidad de la persona humana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1035 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capitulo 1: La dignidad de la persona humana

El hombre, imagen de Dios.
12. La iglesia, aleccionada por la revelación divina, puede darles la respuesta que perfile la verdadera situación del hombre y permita conocer simultáneamente y con acierto la dignidad y la vocación propias del hombre. La Biblia nos enseña que el hombre ha sido creado “a imagen de Dios”. Pero Dios no creo al hombre ensolitario, desde el principio los hizo hombre y mujer, siendo esto la expresión primera de la comunión de personas humanas.

El pecado
13. Creado por Dios en la justicia, el hombre, abuso de su libertad, levantándose contra Dios pretendiendo alcanzar su propio fin al margen de Dios. Lo que la Revelacion divina nos dice coincide con la experiencia. Al negarse con frecuencia a reconocer a Dios comosu principio, rompe el hombre la debida subordinación a su fin último. Toda la vida humana, la individual y la colectiva, se presenta como lucha, entre el bien y el mal. Pero el Señor vino en persona para liberar y vigorizar al hombre y expulsando al príncipe de este mundo, que le retenia en la esclavitud del pecado, impidiéndole lograr su propia plenitud.

Constitución del hombre
14. En launidad de cuerpo y alma, el hombre, es una síntesis del universo material. No debe, despreciar la vida corporal, debe tener por bueno y honrar a su propio cuerpo. Herido por el pecado, experimenta, la rebelión del cuerpo. Por su interioridad es, en efecto, superior al universo entero. Al afirmar, por tanto, en si mismo la espiritualidad y la inmortalidad de su alma, no es el hombre juguete de unespejismo ilusorio provocado solamente por las condiciones físicas y sociales exteriores, sino que toca la verdad más profunda de la realidad.

Dignidad de la inteligencia, verdad y sabiduría
15. Tiene razón el hombre, cuando afirma que por virtud de su inteligencia es superior al universo material. Siempre sin embargo, ha buscado y ha encontrado una verdad más profunda. La inteligencia no seciñe solamente a los fenómenos. Tiene capacidad para alcanzar la realidad intangible con verdadera certeza, aunque a consecuencia del pecado esté parcialmente oscurecida y debilitada. La naturaleza intelectual de la persona humana debe perfeccionarse por medio de la sabiduría. Imbuido por ella, el hombre se alza por medio de lo visible hacia lo invisible. Con el don del Espíritu Santo, el hombre llegapor la fe a contemplar y saborear el misterio del plan divino.

Dignidad de la conciencia moral
16. El hombre tiene una ley escrita por Dios en su corazón, en cuya obediencia consiste la dignidad humana y por la cual será juzgado personalmente. La conciencia es el núcleo más secreto y el sagrario del hombre. Es la conciencia la que de modo admirable da a conocer esa ley cuyo cumplimientoconsite en el amor de Dios y del prójimo. Cosa que no puede afirmarse cuando el hombre se despreocupa de buscar la verdad y el bien y la conciencia se va progresivamente entenebreciendo por el hábito del pecado.

Grandeza de la libertad
17. La verdader libertad es signo eminente de la imagen divina en el hombre. Dios ha querido dejar al hombre en manos de su propia decisión para que asi busqueespontáneamente a su Crador y, adhiriéndose libremente a este, alcance la plena y bienaventurada perfección. La libertad humana, herida por el pecado, para dar la máxima eficacia a esta ordenacionm a Dios, ha de apoyarse necesariamente en la gracia de Dios.

El misterio de la muerte
18. El máximo enigma de la vida humana es la muerte, la Iglesia, aleccionada por la Revelacion divina, afirma que elhombre ha sido creado por Dios para un destino feliz situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre. Ha sido Cristo resucitado el que ha ganado esta victoria para el hombre, liberándolo de la muerte con su propia muerte.

Formas y raíces del ateísmo
19. La razón más alta de la dignidad humana consiste en la vocación del hombre a la unión con Dios y solo se puede decir que vive en...
tracking img