Generacion 46

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 36 (8847 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Carta Pastoral de los Obispos de México

“Conmemorar Nuestra Historia desde la Fe,
para Comprometernos Hoy
con Nuestra Patria”.

Presentación
En la presentación, los obispos mexicanos expresan su convicción de sumarse “con actitud solidaria y lucidez crítica a la conmemoración del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución Mexicana”, ya que comocreyentes, descubren en los hechos de la historia el designio de Dios.

Para preparar esta Carta Pastoral se han organizado Jornadas Académicas en distintas partes de la República, por parte de la CEM, y en coordinación con diferentes instituciones, a fin de comprender el sentido de estas gestas históricas, así como la participación de la Iglesia en ellas.

También se ha propuesto LaSemana de Oración por la Patria, que el pleno de la Asamblea de la CEM ha acordado celebrar del 9 al 15 de septiembre en todas las diócesis del País. El sentido de las distintas actividades es seguir ofreciendo el aporte de la Iglesia “para el diálogo y la reconciliación necesarios para el progreso de nuestra Nación”.

Concluye con un deseo que es a la vez una oración: “Que María de Guadalupe,“Patrona de nuestra libertad”, como la proclamara el Padre José María Morelos y Pavón, nos ayude a llevar a término estos propósitos”.

Insigne y Nacional Basílica de Santa María de Guadalupe, a 1 de septiembre de 2010.

|+ Carlos Aguiar Retes |+ Víctor René Rodríguez Gómez |
|Arzobispo de Tlalnepantla|Obispo Auxiliar de Texcoco |
|Presidente de la CEM |Secretario General de la CEM |

Introducción General

La Carta Pastoral se dirige a los:

Hermanos presbíteros y diáconos, a los consagrados, a los fieles laicos y a los hermanospertenecientes a la Nación Mexicana.

El primer señalamiento de los obispos mexicanos es su orgullo de ser mexicanos, pero también manifiestan sentirse “profundamente interpelados por la situación actual de nuestro País, del cual se reconocen, junto con todos sus ciudadanos, herederos de su pasado y partícipes de su construcción”.

Esta Carta Pastoral quiere ser nuestra aportación paradescubrir junto con todos los mexicanos, los valores y límites de nuestra historia, destacando especialmente el papel y la aportación que ha tenido en ella la Iglesia. Por otra parte, también se contempla desde una mirada de fe, de tal forma que no se trata solo de hacer un recuento de hechos aislados, sino descubrir en los acontecimientos el horizonte de la salvación: “El Señor Jesús es el fin de lahistoria humana, punto de convergencia hacia el cual tienden los deseos de la historia y de la civilización, centro de la humanidad, gozo del corazón humano y plenitud total de sus aspiraciones”[1].

En el análisis no se pretende abrir heridas del pasado ni entrar en confrontaciones históricas, sino en una contemplación serena y objetiva de los hechos: “Los cristianos siempre hemos de estara favor de la verdad y la justicia, y por razón de nuestra fe hemos de aportar además el valor supremo de la caridad, que perdona, reconcilia y confía en la misericordia de Dios”.

Parte I

Una Mirada a la Propia Historia desde la Fe

Preámbulo de la Primera Parte

Un proceso nunca acabado

“La gestación y el crecimiento de una nación es un proceso siempre prolongado y nuncatotalmente acabado, con luces y sombras que hay que acoger con espíritu generoso y también agradecido hacia quienes contribuyeron a su realización”.

Desarrollo de la Primera Parte

Junto a una Mirada Panorámica de la Historia, se ofrecen, posteriormente, algunas acentuaciones que se refieren a la participación que tuvo la Iglesia en el período de la Independencia y de la Revolución...
tracking img