Gestion empresarial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5696 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Avances de la teoría unificada
En la historia del pensamiento científico ha existido siempre rivalidad, por una parte, entre la satisfacción de haber llegado a la comprensión aparentemente completa de la realidad, y, por otra, la confianza en que la comprensión personal sea verdaderamente fundada. La garantía aportada por la experimentación y la visión global no han marchado mano a mano: losavances de un lado fueron siempre obtenidos al precio del retroceso del otro. En el curso de los últimos siglos se han hecho avances significativos sobre el planteamiento de teorías demostrables, y experimentalmente probadas; ellas han desgastado más y más el mito colectivo y la visión personal. El gran desafío de este fin del siglo 20 es que las teorías experimentales puedan acceder a las cimas máselevadas, alcanzadas ya por la imaginación especulativa.
La visión mecanicista del mundo, cuyos pioneros fueron Galileo y Bruno, ha culminado con la magnífica síntesis de Newton. La física de Newton era más que una sola disciplina: era un paradigma muy global, indiscutible desde hace casi tres siglos. La fuerza de esta síntesis provenía de la demostración de que enunciados matemáticos simplespodían conducir a predicciones precisas en una variedad de campos de observación, pasando de la posición de los planetas a las trayectorias de proyectiles y a los movimientos de puntos materiales, considerados como los últimos constituyentes de la realidad. La leyes del movimiento han probado que los cuerpos materiales se desplazan según reglas expresables en lenguaje matemático. El movimiento esestrictamente determinado por las condiciones iniciales, por ejemplo, la aceleración y el ángulo de tiro de un proyectil, Si estas condiciones están especificadas, el movimiento que resulte puede ser correctamente predicho.
El mundo de Newton es un gran mecanismo de relojera, riguroso, determinado y conocible. Las implicaciones fueron recordadas en el famoso enunciado de Laplace:
Consideren unainteligencia que, en un momento dado, conociera todas las fuerzas que animan a la naturaleza y la situación respectiva de los seres que la componen; si por otra parte ella fuera lo suficientemente vasta como para someter estos datos al análisis, abrazaría en la misma fórmula los movimientos de los más grandes cuerpos del universo y los del más ligero átomo; nada sería incierto para ella, y elporvenir, como el pasado, estarían presente ante sus ojos.
El universo era reducido a una máquina, ejecutando con precisión las instrucciones dadas en el tiempo inicial de las leyes del movimiento. Un vez lanzada la máquina, nada es dejado al azar, todo está predeterminado. No asombra entonces que cuando Napoleón preguntara a Laplace dónde estaba Dios en su sistema, éste replicara que no había necesidadde tal hipótesis.
La visión científica moderna del mundo, moldeada únicamente por la mecánica clásica, descansaba sobre el concepto de puntos materiales desplazándose en el espacio y en el tiempo. El espacio de Newton es tridimensional y plano (euclidiano), y el tiempo está caracterizado por el hecho que él se desplaza uniformemente a través de toda la eternidad El tiempo, en efecto, nointerviene en las ecuaciones newtonianas del movimiento, pues él es reversible: cada acción desarrollándose hacia adelante en el tiempo, puede también desarrollarse hacia atrás. Sin embargo, este hecho produjo un quiebre decisivo en la visión científica del mundo, dividiéndola en la evolución del mundo vivo y en la permanencia del mundo físico.
Por otra parte, cuando Darwin, en el siglo 19, publicó elOrigen de las Especies, la gran relojería universal demostró su incapacidad para tomar en cuenta la evolución del mundo vivo. Si el universo físico es un mecanismo eterno, descriptible por un débil número de leyes, el modo como los organismos y las especies cambian y evolucionan permanece en el misterio. Un principio supra o transfísico, como el hálito vital sugerido por el filósofo francés Henri...
tracking img