Gestionar una escuela comprometida con las demandas de su tiempo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1308 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 31 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
GESTIONAR UNA ESCUELA COMPROMETIDA CON LAS DEMANDAS DE SU TIEMPO
Ensayo
LUIS MARIANO CRUZ MARQUEZ RICO
Enseñanza Universitaria
UNIVERSIDAD DE LEON
De la Autora Cristina Carriego
Publicado en la Revista Iberoamericana ISSN 1681-5653

Cuando leí este artículo, no pude evitar recordar la desagradable experiencia vivida con mi segundo hijo durante su tercer año de educación primaria (escuelaparticular con digamos una buena reputación, basada en un sistema conductista).
La autora (Cristina Carriego) hace énfasis en que las exigencias no solamente van aumentando sino que además se van modificando conforme la sociedad evoluciona. Recalca que las instituciones van perdiendo su autoridad en parte por la negativa a innovarse y en parte por el descrédito al que son sometidas por parte delos padres.
Ciertamente la educación empieza en casa; ciertamente antes y después de salir de clases, los niños están expuestos a un sinfín de estímulos y situaciones que van moldeando para bien o para mal su carácter y su comportamiento. Pero también es cierto que los docentes son reacios al cambio y más bien son reaccionarios ante una determinada situación (la película de los Coristas es unbuen ejemplo de ello).
Luego entonces, se dice que lo que está en juego en la gestión escolar es la construcción de un cambio de calidad, que sea acorde con las nuevas generaciones y que para ello, lo primero sea el reconocimiento de las debilidades y fortalezas, para posteriormente, llevar a cabo los procesos de cambio necesarios.
Yo soy testigo de cómo esto en el papel se dice fácil, pero en lapráctica cuesta mucho más que eso.
Tengo dos hijos, que viven bajo el mismo ambiente, más allá de que tan bueno sea, puedo decir que el carácter y comportamiento de mis hijos son en gran medida diferentes. El mayor es un niño perfectamente adaptado al sistema conductista, tiene un desempeño académico bueno y una aceptación adecuada entre compañeros y maestros. A que lo atribuyo, diría que es unniño que fácilmente puede ser guiado, pero no se cuestiona si está bien o mal, el da por sentado que si el maestro así lo dijo, pues así es. No digo que esto sea malo, pero dista mucho de ser lo óptimo. Por el contrario, mi segundo hijo sufrió del desprecio, por difícil que parezca, primero de sus maestros, incluso del director de la escuela y en consecuencia de su propios compañeros; fue aislado,violentado y hasta físicamente dañado, ante la displicencia e incluso la complacencia de sus profesores (al menos de dos de ellos).
Cristina Carriego, atinadamente dice que lo primordial es el diálogo y la búsqueda de consensos, y yo les puedo decir que por lo menos y en su momento acudimos, no menos de quince ocasiones, a la escuela en un intento de dialogar con maestros, coordinadores de área,director de la primaria e incluso con la directora general de la institución, precisamente con la intención de propiciar el diálogo y en búsqueda de consensos. Pero la medida no solo fue en balde, sino que propició el empeoramiento de la situación.
Existía una molestia entre los docentes, porque se sentían expuestos, señalados, criticados, etc. La consecuencia era que mi pequeño recibía elcastigo del desprecio y la indiferencia de los maestros y más tarde de sus propios compañeros. Obviamente un niño en un ambiente adverso tiende a empeorar su comportamiento y más si no entiende el rechazo o lo entiende como un sentimiento de culpabilidad.
Porque es tan complicado el diálogo. En primera, considero que el descrédito no solamente es de los padres hacia las instituciones educativas,también creo que existe un descrédito de la institución educativa hacia la familia, es decir no confiamos el uno en el otro. Por un lado los padres pretendemos que nuestros hijos sean bien educados en las escuelas y máxime si es en una escuela de paga, en donde a mayor costo de la colegiatura, mayor el compromiso de educar a como dé lugar a nuestros niños. Por otro lado, docentes, psicólogos y...
tracking img