Golpe de estado 1930 desde una concepción marxista y weberiana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4295 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

El período que abarca desde el 6 de septiembre de 1930, con el golpe de estado militar que derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen, y finalizó el 4 de junio de 1943, con el golpe de estado militar que derrocó al Presidente Ramón Castillo, fue caratulado por numerosos historiadores como década infame. Con el contexto mundial de la Gran Depresión, al comienzo, y luego la GuerraCivil Española (1936-1939) y la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), la etapa se caracterizó por el fraude electoral sistemático, la represión a los opositores, la proscripción de la Unión Cívica Radical y la corrupción generalizada. Pero, sin embargo, pudo ser considerada netamente infame sabiendo que internacionalmente se producían acontecimientos continuos de violación de los derechos humanos. Comotodos sabemos, Argentina no es una isla y se ve afectada reiteradamente por lo que ocurre en el ámbito internacional. Esto no quiere justificar, igualmente las acciones de los gobiernos de la década del 30, pero nos lleva a una duda existencial, la cual es el objetivo de este trabajo:
¿Puede ser considerado el período 1930-1943 como “década infame”? ¿Por qué?
El desarrollo y justificación dela pregunta será analizado desde las concepciones de los filósofos, pensadores, padres de la sociología moderna: Karl Marx y Max Weber.
Todas los argumentos para responder cada una de las preguntas serán extraídos y justificados tanto de fuentes directas como indirectas, que serán mencionadas en la bibliografía al final del trabajo. Yrigoyen representaban a los sectores bajos y medios de lasociedad que desde principio de siglo se oponían a la conducción política de la vieja dirigencia oligarca. Estos sectores habían sufrido un cambio intelectual debido a su preparación educativa gratuita (ley 1420), y exigían su participación política y mejoras de las condiciones laborales.

Punto de vista Marxista

Antes de ocuparnos de los detalles del golpe militar de 1930 y de los gobiernos de la“década infame”, es imprescindible detenerse en un proceso determinante de los años por venir: la crisis económica de 1930. Una crisis que se inició a fines de 1929 en los Estados Unidos y se expandió por todo el mundo, prolongándose en nuestro país por lo menos hasta 1935.
Convendría primero analizar qué es la palabra “crisis”: es de origen griego y significa literalmente “juicio”, en tantodecisión final sobre un proceso, y en general, finalización de un proceso en un sentido o en otro. Es decir que la palabra crisis no denota a priori un carácter positivo o negativo. Sin embargo, se la ha usado en nuestra historia para calificar momentos trágicos, de gran padecimiento de la mayoría de la población y de excelentes oportunidades de hacer negocios para los factores de poder.
Sehace necesario recordar que las crisis no afectan a todos por igual, no son un cataclismo natural que destruye, sin distinciones de clase, mansiones y ranchitos. El poder económico de turno, por poseer los mecanismos dominio y el acceso a una información privilegiada, producto del manejo del aparato estatal, estuvo siempre en condiciones de aprovechar y sacar enormes ventajas económicas y políticasde las crisis que han sometido al hambre y a la miseria a la mayoría del pueblo argentino.
La crisis, cuyos efectos comienzan a sentirse en nuestro país a comienzos de 1930, será uno de los factores desencadenantes del golpe encabezado por Uriburu y dirigido por las grandes fortunas del país y sus aliados extranjeros. Los sectores dominantes lanzarán una furibunda campaña contra el gobierno deYrigoyen responsabilizándolo de la crisis y haciendo hincapié en la incapacidad, en la vejez y en la falta de reflejos del presidente radical para afrontar los difíciles años por venir.
La derrota del radicalismo en las decisivas elecciones de Marzo de 1930 en la Capital Federal es un claro síntoma del descontento de la población, que empieza a sentir en carne propia los efectos de la debacle...
tracking img