Guerra de castas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1311 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Guerra de castas

Para comprender cabalmente el carácter de la “guerra de castas” en Yucatán es necesario partir de la explotación predominante entre los trabajadores del campo -a causa de los impuestos y el despojo de la tierra-, así como los movimientos políticos que se desarrollaron entre las clases dominantes.

Con base en las leyes de las Cortes de Cádiz, en 1812 se obligó ala Iglesia a dejar de cobrar las obvenciones a los indígenas. Sin embargo, la Iglesia presionó al gobierno para desconocer la Constitución de Cádiz y restituir dicho impuesto en 1814. No fue sino hasta 1822 cuando definitivamente quedó abolido el tributo, aunque fue sustituido por un decreto de contribución personal de doce reales que debían pagar todos -indios y no indios-, excepto aquellos quetuvieran impedimento para trabajar, es decir, soldados o sargentos, los franciscanos y los esclavos. Ese mismo año se restituyeron las repúblicas de indios, con el objeto de recaudar eficientemente dichas contribuciones. En materia agraria, continuó el despojo de las tierras indígenas que se hizo evidente con la enajenación de terrenos de cofradías, decretada el 22 de enero de 1821, y la ley deenajenación de terrenos baldíos del 3 de abril de 1841.

En el ámbito político tenemos, precisamente, la “politización” del problema de los impuestos y del despojo agrario como reactivadores de los conflictos políticos que ya proliferaban en la clase dominante. Aquí aparece una cuestión bastante contradictoria que demuestra los intereses de fondo que mantenían los “Hidalgos” con respecto ala conservación de sus privilegios. Concretamente, “la reducción radical de las obvenciones, a raíz de las reformas liberales, quitó a los “Hidalgos” uno de sus privilegios más estimados, dejándolos en el mismo nivel que el milpero común”. Pero esto era bueno para los hacendados que hasta entonces tenían que pagar ese impuesto por los trabajadores que laboraban en sus haciendas.

A parte delos impuestos, la nueva legislación agraria colocaba a los “Hidalgos” en una posición totalmente adversa, ya que los mismos hacendados, ahora podrían adquirir terrenos que hasta entonces estaban adscritos a los campesinos libres del sur. De esta forma, los” hidalgos” no tuvieron otra opción que enarbolar la bandera de la defensa de los derechos de los indígenas. En este sentido, el indígena “fueutilizado para combatir en las pugnas internas de la clase dominante, específicamente para dirimir las diferencias entre los grupos de poder de Mérida y Campeche y entre los de Yucatán y el gobierno de la República, en torno al problema del federalismo”.

Para iniciar la rebelión los dirigentes tramaron una conspiración que fue descubierta y desembocó en la ejecución de Manuel Antonio Ayel 26 de julio de 1847, en virtud de que se le encontró una carta de Cecilio Chi. Dicha ejecución se realizó en un ambiente sumamente tenso, que no hizo esperar para el nuevo surgimiento de la violencia: “En la madrugada del 30 de julio, cuando todos los habitantes de Tepich parecían entregados al sueño, los indios se arrojaron repentinamente sobre las casas de todos los vecinos que no pertenecíana su raza, y cumpliendo con las órdenes de su sanguinario jefe (Chi), asesinaron sin piedad a blancos, mestizos y mulatos, perdonando solamente a algunas mujeres para saciar su concupiscencia”. A partir de ese momento, se proliferó la guerra abierta entre indígenas y blancos, caracterizada por continuos enfrentamientos, asaltos a poblaciones y fusilamientos de indios.

Antes de recurrir ala violencia, los campesinos mayas agotaron todas las instancias legales, sin éxito alguno. Los pueblos todavía tenían sus propios cabildos, los cuales negociaron con las autoridades criollas participando regularmente en las cortes como litigantes.

Durante el período de 1847-1854 la guerra se desarrolló con un inusitado avance de los rebeldes, que para fines de mayo de 1848 ocupaban ya...
tracking img