Guerrillas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS GUERRILLAS ARGENTINAS
Este principio jamás fue abandonado. Incluso se aplicó en Chile cuando, con elecciones legítimas, el marxista Salvador Allende llegó a la presidencia de la república. Entonces, el poderoso y oficialista Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) aceleró con violencia el proceso de socialización de la Unidad Popular y apuró el fracaso de la "experiencia" desarrolladaen el país trasandino. 
Con relación al papel cumplido por los partidos comunistas, el caso argentino no difirió de lo ocurrido en otras latitudes: las dirigencias partidarias tradicionales se opusieron formalmente a las guerrillas pues estimaban premonitoriamente que serían derrotadas, inaugurándose un proceso que demoraría en exceso la victoria mundial del comunismo. 
En los hechos, esasdirigencias cumplieron con los deseos de la URSS de no inmiscuirse abiertamente en la guerra revolucionaria para no comprometerla y mantener su capacidad diplomática y comercial, pues los soviéticos eran crónicos compradores de cereales y alimentos a causa, entre otros motivos, de su sistema colectivista. 
Para suplir la falta de un orgánico respaldo político, en la mayoría de los partidos comunistasdel continente surgieron disidencias, movimientos separados y nuevas organizaciones de superficie o subterráneas destinadas a canalizar las vocaciones subversivas de los más entusiastas. De paso, se aseguraba dentro de lo posible la vigencia de la pureza ideológica y una estructura de conexiones que sería útil en un futuro todavía impredecible. 
Entre nosotros, la primera guerrilla apareció amediados de 1959 con el nombre de Uturuncos. Consistió en un conglomerado heterogéneo de jóvenes que se decían justicialistas y que bregaban por el retorno al país del ex presidente Juan Domingo Perón, a la sazón exilado luego de su derrocamiento en 1955. 
En la banda había de todo y su jefe, Enrique Manuel Mena, cayó finalmente preso. Recluido en una cárcel de Tucumán, provincia donde el grupoprodujo durante algunos meses asaltos y otras depredaciones menores, en los finales de 1960, fugó a Cuba para adoctrinarse y recibir una mejor instrucción en terrorismo, pero en 1970 se supo que murió de cáncer en nuestro país, adonde había regresado secretamente para sumarse a los planes subversivos. 
Esta primera operación guerrillera fue pergeñada desde Cuba por el ex diputado nacionaljusticialista John William Cooke para pulsar las calculadas reacciones posibles y favorables que se esperaban en distintos ámbitos. 
El impacto político con el que especulaban los Uturuncos se derrumbó cuando en plena acción los órganos oficiales del Partido Justicialista condenaron severamente el intento guerrillero. Unicamente se implementó una drástica represión policial que detuvo a casi todos losintegrantes de la banda. 
Pero la definición del PJ contraria a la actividad guerrillera no sería suficiente para desalentar a Cooke, cuya compañera era la influyente y dinámica dirigente comunista Alicia Eguren. Con pleno respaldo cubano, el Gordo Cooke era consciente de la importancia que ofrecía la amplia base popular del justicialismo -vedado en esos años para actuar políticamente-, si se lograbaconquistarla mediante una modificación de su doctrina visceralmente anticomunista. Todo el esfuerzo que desplegó hasta su temprana muerte, en 1968, apuntó hacia ese objetivo revolucionario, compartido también por jóvenes intelectualizados, preferentemente universitarios y pertenecientes a los segmentos medios y medios altos de la sociedad.
Cooke operó desde La Habana con amigos como RicardoObregón Cano -luego gobernador de Córdoba en 1973, cuando Héctor J. Cámpora triunfó en las elecciones presidenciales de ese año-, y a su inspiración se debieron las tempranas organizaciones Resistencia Peronista y Peronismo Revolucionario. Agruparon a sinceros militantes peronistas, pero básicamente fueron verdaderos anticipos del proceso de penetración ideológica denominado "entrismo", que consistió...
tracking img