Habeas corpus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9683 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL HABEAS CORPUS EN AMERICA LATINA (*) (Algunos problemas y tendencias recientes)
Por DOMINGO GARCÍA BELAUNDE

I El Habeas Corpus está unido desde muy temprano al desarrollo institucional de la América Latina. Nacido en Inglaterra en fecha imprecisa (pero en todo caso actuando ya en el siglo xm), trasplantado a las nacientes colonias inglesas que emigraron a la América del Norte, fue acogidoen las antiguas colonias españolas, que lo desarrollaron mucho antes de que se expandiese por el resto del globo y que su mismo nombre se hiciera paradigmático y en cierto sentido mítico. Estudios recientes han demostrado que fue en las Cortes de Cádiz, por iniciativa del diputado suplente por Guatemala Manuel de Llano, que fue propuesto en 1810, un proyecto de ley de Habeas Corpus al tenor de laexistente en Inglaterra, para lo cual se nombró una Comisión el 17 de diciembre de 1810. Pero por esos avatares del destino, la propuesta, no obstante su acogida, dio tantas vueltas que fue a parar a la comisión que estudiaba la problemática judicial, en donde quedó, pero sin aparecer en cuanto tal. Es decir, como institución no fue recogida finalmente, ni tampoco su nomen iuris figura en laConstitución de 1812 (cf. Jorge Mario García Laguardia, Orígenes de la democracia constitucional en Centroamérica, EDUCA, San José, 1971, 2.a edición, 1976; José Barragán Barragán, Temas del liberalismo gaditano, UNAM, México, 1978). Más o menos por la misma época, Ignacio López Rayón, importante caudillo y político mexicano, pensando en una futura constitución, redactó lo que denominó «Elementosconstitucionales circulados por el señor Rayón» de 4 de septiembre de 1812, que tanta influencia iba a tener en los tiempos
(*) El origen de este texto se encuentra en la exposición que realicé como ponente en el «Seminario sobre Justicia Constitucional» (San José, 10-13 de mayo de 1994), organizado por la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica. Las sugerencias de los magistrados y colegas asistentesal Seminario han permitido afinar algunas ideas y adicionar otros tópicos de interés.

105
Revista de Esludios Políticos (Nueva Época) Núm. 97. Julio-Scplicmbrc 1997

DOMINGO GARCÍA BELAUNDE

posteriores, en especial en la denominada como Constitución de Apatzingán, que lamentablemente no llegó a tener vigencia afectiva. Pues bien, los «Elementos...» de Rayón contenían expresamente unartículo (núm. 31) que proponía la introducción del Habeas Corpus al estilo de la ley que existía en Inglaterra, si bien este instituto no apareció ipso nomine en la Carta de Apatzingán (cf. Manuel Gutiérrez de Velasco, Historia de las constituciones mexicanas, Universidad de Guadalajara, Jal., 1978; Ernesto de la Torre Villar, La Constitución de Apatzingán y los creadores del Estado mexicano, UNAM,México, 1964). Con posterioridad, los Códigos de Livingston (1821) preparados para la Luisiana, siguiendo el magisterio de ilustre Bentham, tendrían en su seno el proceso de Habeas Corpus y en cuanto tal propuestos a Guatemala en 1831 y aprobados en 1837 (cf. Jorge Mario García Laguardia, Las garantías jurisdiccionales para la tutela de los derechos humanos en Guatemala. El Habeas Corpus, edic.Procurador de los derechos humanos, Guatemala, 1991). Años antes, en 1830, el Habeas Corpus fue introducido por vez primera a nivel de derecho positivo, en el Código Penal del Imperio del Brasil (cf. Pontes de Miranda, Historia eprática do Habeas Corpus, editor Borsoi, tomo I, Rio de Janeiro, 1972). Por tanto, y con la notable excepción de México, que veremos más adelante, el Habeas Corpus, conantecedentes en 1810 y en 1812, se plasma en 1830 por vez primera en un texto positivo, y desde entonces emprende un desarrollo lento pero seguro hacia los demás países del área. Hoy en día el Habeas Corpus se ha extendido incluso a países europeos y a muchos denominados como del Tercer Mundo, en especial los independizados en la década del sesenta de este siglo, pero a América Latina pertenece el...
tracking img