Hay contradiccion entre las teorias de los sentimientos morales y la riquezas de las naciones? luis de la fuente y gil de la vega

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1224 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Hay contradicción entre la Teoría de los Sentimientos Morales
y La Riqueza de las Naciones?
Luis de la Fuente y Gil de la Vega
Madrid, Noviembre de 1995
Introducción
Adam Smith (1723-1790) publicó en 1759 su Teoría de los Sentimientos Morales (en
adelante TSM) cuando era profesor de Filosofía Moral en la Universidad de Glasgow.
En 1776 publica Un ensayo sobre la naturaleza y causas de laRiqueza de las Naciones
(en adelante RN), obra que daría carta de naturaleza a la Economía como ciencia.
Posteriormente, algunos autores han llegado a afirmar que las ideas expresadas por
Smith en ambas obras eran contradictorias. En concreto, se ha hablado de su
concepción acerca del comportamiento del hombre en la sociedad. Pero lo cierto es que
ambas obras expresan una misma idea, comoveremos.
Lo que Smith no dice
Uno de los autores que ha defendido esta posición ha sido Skarzynski. Afirmaba que
Smith debió cambiar de opinión entre la publicación de la TSM y la de la RN,
posiblemente en su viaje a Francia, donde conoció a los fisiócratas. Podemos refutar
esta idea simplemente haciendo notar que el escocés no dejó de reescribir su TSM, y
que en 1790 (después de la RN)completó una reedición de la misma a la que añadió
nuevos capítulos. Capítulos que, por otra parte, venían a reafirmar la doctrina ya
expuesta. Puede verse que la creación de los dos libros avanza en paralelo.
Otro autor, Buckle, seguramente entendió menos las obras de Smith, pero aportó una
teoría más interesante: la simpatía y el egoísmo son características inherentes a todo
ser humano, así que enla TSM estudió la parte de simpatía de la condición humana y
en la RN, su parte egoísta.
Esta interpretación nos da pie para comenzar a estudiar qué es lo que realmente dice
Adam Smith. El propio Buckle, en su Historia de la civilización de Inglaterra (1861),
dice:
En los Sentimientos Morales, atribuye nuestras acciones a la simpatía; en
su Riqueza de las Naciones, las atribuye al egoísmo.Es difícil hacer una interpretación más irreal de las ideas de Smith en una frase tan
breve como ésta.
Lo que realmente dice Smith
En primer lugar, nuestro escocés nunca considera la simpatía como motivo para la
acción del hombre. La simpatía es un criterio de aprobación o reprobación de la
conducta, pero no sirve para motivarla. Si entendemos lo que quiere decir con la
palabra simpatía loveremos claramente. Dejémosle a él mismo que nos lo explique:
Tratamos de examinar nuestra propia conducta tal y como imaginamos
www.riesgoycontrol.net 1 de 3
¿Hay contradicción entre la Teoría de los Sentimientos... Luis de la Fuente y Gil de la Vega
que lo haría cualquier expectador honrado e imparcial. Si, poniéndonos en
su lugar, logramos penetrar en todas las pasiones y motivos que lainfluenciaron, la aprobamos, por simpatía con la aprobación de este
supuesto juez equitativo. Si, en otro caso, compartimos su desaprobación,
la condenamos. (TSM III.I.2)
Así pues, no es la simpatía lo que motiva la acción, sino lo que la aprueba o la
desaprueba. Smith no manifiesta claramente cuál es el motivo de la acción, pero sí
puede verse que el hombre se deja llevar en múltiplesocasiones por su interés propio.
Nuestra propia felicidad privada y también nuestro interés, aparecen en
muchas ocasiones como principios de acción muy loables. Los hábitos de
economía, industria, discreción, atención y aplicación de pensamiento, se
suponen generalmente procedentes de motivos de interés propio, y al
mismo tiempo se consideran cualidades dignas de alabanza, que merecen
la estima yaprobación de todos. (TSM VII.II.III.15)
Por otra parte, debemos referirnos al egoísmo como fundamento de la acción sostenido
en la RN. Acabamos de ver un pasaje que mantiene esto en la TSM y también podemos
escoger un fragmento de la RN donde se vea más claramente.
No es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero la que
nos procura el alimento, sino la consideración de su...
tracking img