Henry v

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 17 (4169 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
ACTO PRIMERO

Entra el CORO CORO

¡O

¡Quién tuviera una musa de fuego para escalar el cielo más resplandeciente de la invención! ¡Un reino por teatro, príncipes como actores y monarcas para espectadores de la escena sublime! Entonces, apareciendo bajo sus rasgos verdaderos, el belicoso Harry se presentaría con la apostura de Marte; y veríanse, acoplados como sabuesos, el hambre, la guerray el incendio tendidos a sus pies en disposición de ser empleados. Pero todos vosotros, nobles espectadores, perdonad al genio sin llama que ha osado llevar a estos indignos tablados un tema tan grande. Este circo de gallos, ¿puede contener los vastos campos de Francia? O ¿podríamos en esta O de madera hacer entrar solamente los cascos que asustaron al cielo en Agincourt? ¡Oh!, perdón, ya que unareducida figura ha de representaros un millón en tan
11

H!

WILLIAM SHAKESPEARE

pequeño espacio, y permitidme que contemos como cifras de ese gran número las que forje la fuerza de vuestra imaginación. Suponed que dentro de este recinto de murallas están encerradas dos poderosas monarquías, a las cuales el peligroso y estrecho océano separa las frentes, que se amenazan y se disponen achocar. Suplid mi insuficiencia con vuestros pensamientos. Multiplicad un hombre por mil y cread un ejército imaginario. Cuando os hablemos de caballos, pensad que los veis hollando con sus soberbios cascos la blandura del suelo: porque son vuestras imaginaciones las que deben hoy vestir a los reyes, transportarlos de aquí para allá, cabalgar sobre las épocas, amontonar en una hora losacontecimientos de numerosos años, por lo cual os ruego me aceptéis como reemplazante de esta historia, a mí, el coro, que vengo aquí, a manera de prólogo, a solicitar vuestra amable paciencia y a pediros que escuchéis y juzguéis suave e indulgentemente nuestro drama. (Sale.)

ESCENA I
Londres. —Antecámara en el palacio del Rey

Entran el ARZOBISPO DE CANTERBURY y el OBISPO DE ELY CANTERBURY Os loaseguro, milord: ese mismo proyecto que, en el undécimo año del reinado del último rey, estuvo a punto de pasar en daño nuestro, y habría pasado efectiva12

LA VIDA DEL REY ENRIQUE V

mente si los trastornos y perturbaciones de aquella época no le hubiesen quitado de la discusión, se halla de nuevo sobre el tapete. ELY Pero milord, ¿cómo le resistiremos ahora? CANTERBURY Es preciso reflexionar sobreello. Si se expide contra nosotros, perderemos la mejor mitad de nuestras posesiones, pues nos quitarán todas las tierras temporales que los hombres piadosos han legado en sus testamentos a la Iglesia. He aquí la tasa: tributo para sostenimiento del servicio del rey, quince condes, mil quinientos caballeros y seis mil doscientos buenos jinetes; tributo para mantener cien Casas de Caridad, bienprovistas, dedicadas al cuidado de pobres, ancianos e indigentes, inválidos para el trabajo corporal, y un subsidio, además, a las arcas del rey, de mil libras al año. Tal es el proyecto en sustancia. ELY Es un trago grande. CANTERBURY Un trago con copa y todo. ELY Pero ¿cómo impedirlo?
13

WILLIAM SHAKESPEARE

CANTERBURY El rey está animado de buena voluntad y de nobles intenciones. ELY Es unsincero amigo de la Santa Iglesia. CANTERBURY No lo prometían así los desvaríos de su juventud. Tan pronto como la vida abandonó al cuerpo de su padre, la locura que le dominaba pareció morir también. Sí, en aquel mismo momento surgió en él la circunspección, como si un ángel arrojara fuera de él al pecador Adán y dejase a su cuerpo como un paraíso destinado a servir de envoltura y contenerespíritus celestes. Jamás se vio un sabio tan repentinamente creado; jamás vino la reforma en una oleada de tan impetuosa corriente para limpiar los vicios; jamás la depravación de las cabezas de la hidra fue arrojada tan pronto y súbitamente de sus guaridas como con este rey. ELY Es una dicha para nosotros el cambio. CANTERBURY Escuchadle razonar sobre teología, y con toda admiración sentiréis en...
tracking img