Historia cultural

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6001 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 17 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
. INTRODUCCIÓN
El estudio del español en América se enfrenta con dos grandes problemas:
1) Por un lado, la inmensidad del territorio que se pretende estudiar. La consecuencia inmediata es que nuestro conocimiento de las diferentes variedades americanas resulta muy desigual. Mientras que poseemos mucha información de, por ejemplo, Argentina, Uruguay, Méjico o Puerto Rico. Nuestra informaciónsobre otros países como Ecuador, Bolivia o las repúblicas centroamericanas es mucho menor y desigual. El mayor problema, en este sentido, es que aún hoy carecemos de una atlas lingüístico de toda Latinoamérica.
2) Por otro lado, la información de que disponemos se ha conseguido en diferentes momentos de la historia de la dialectología hispanoamericana. Como los objetivos, métodos y fuentes deinformación han variado a lo largo de la historia, no es de extrañar que, en no pocas ocasiones, la comparabilidad de los datos resulte escasa y se superpongan informaciones aparentemente contradictorias.

1. LAS DIVISIONES AREALES DEL ESPAÑOL EN AMÉRICA.
Toda división de un determinado dominio lingüístico presenta siempre una cierta arbitrariedad, en la medida en que esas divisiones se basan enla selección de ciertos rasgos lingüísticos y la exclusión de otros, que, por su parte, darían lugar a otras divisiones diferentes. En el caso del español americano, esa arbitrariedad se ve, además, aumentada por los problemas que hemos señalado en el epígrafe anterior. Por ello, las diferentes propuestas de división no gozan de suficiente aceptación. A continuación nos referiremos a las tres másconocidas: la de Pedro Henríquez Ureña, la de José Pedro Rona y la de Guitart y Zamora Munné.

1.1..La clasificación de Henríquez Ureña , en el primer cuarto del siglo XX, se basó en la supuesta influencia sustratística de las lenguas indígenas, de modo que las cinco zonas que propuso se correspondían con cinco zonas de influencia diferentes: 1) Méjico y toda Centroamérica (sustrato nahualt), 2)El Caribe y Venezuela (sustrato s caribe y arahuaco), 3) Perú, Ecuador y Bolivia (sustrato quechua y aymará), 4) Paraguay, Uruguay y Argentina (sustrato guaraní) y 5) Chile (sustrato araucano). Tal clasificación planteaba, sin embargo diferentes problemas:
En primer lugar, excluía lenguas como el maya o el chibcha que también tuvieron una importante presencia en la América precolombina.
Ensegundo lugar, suponía que algunas lenguas indígenas tuvieron una extensión geográfica muy superior a la que realmente les correspondió.
Por último, y es lo más importante, Henríquez Ureña confundía mestizaje biológico con mestizaje lingüístico. Efectivamente, la América hispana se caracteriza por un importante mestizaje racial, pero de él no se puede inferir el mestizaje lingüístico, pues, conmucha frecuencia, se produce el abandono de una de las lenguas que desaparecen sin dejar rastro. Volveremos sobre esta cuestión más adelante al hablar del influjo sustratístistico en el español de América.

1.2. La propuesta de José Pedro Rona, de mediados de los años sesenta, es la primera propuesta que se basa exclusivamente en cuatro rasgos lingüísticos: el yeísmo, el žeísmo, el voseo y la formaverbal del voseo. Partiendo de estos datos, Rona establece veintitrés zonas diferentes (véase fotocopia). Se ha criticado de esta clasificación la enorme desproporción de las diferentes áreas: hay áreas formadas por varios países distintos, mientras que otras se corresponden con pequeños dialectos locales de transición. Efectivamente, en la clasificación de Rona parece que se han mezclado rasgosprimarios con otros secundarios o terciarios. Por otro lado, implícitamente, se están manejando en ella otros criterios como son la discontinuidad geográfica o la supuesta influencia del inglés o el portugués, pues, si no, no se entienden algunas de las divisiones propuestas, con lo que volvemos a encontrarnos con el mismo problema que acabamos de señalar: el que haya contactos culturales, no...
tracking img