Historia de ivan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 37 (9050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE IVÁN «EL IMBÉCIL»
Leon TolstoiCuento popularCapitulo IEn un reino de cierto país, vivía un rico mujik. Tenía tres hijos, Semión el Guerrero, Taras el Panzudo e Iván el Imbécil; y una hija muda, a la que llamaban Melania.
Semión el Guerrero fué a luchar por el zar. Taras se marchó a la ciudad, a trabajar en casa de un mercader; e Iván se quedó, tranquilamente, con la llamabanMelania.
Semión "el Guerrero" consiguió un alto grado y un feudo, en recompensa de sus servicios; y tomó por esposa a la hija de un barín. Cobraba un gran sueldo y sus dominios eran vastos. Pero nada le bastaban, ya que lo que él amontonaba, lo echaba al viento, a manos llenas, su mujer, y siempre estaba a la cuarta pregunta. Un día, Semión debía ir a sus tierras, a cobrar las rentas; pero suadministrador le dijo:
-Nada hay que cobrar: no tenemos ganado, ni caballos, ni arados; es preciso comprarlo todo. Entonces habrá rentas.
Semión el Guerrero marchó a casa de su padre, el mujik, y le dijo:
-Tú eres rico; pero nada me diste. Vengo a que me des el tercio que me corresponde. Voy a emplearlo en mis tierras.
-Nada trajiste a casa. ¿Por qué te iba a dar yo la tercera parte? Si lo hiciera así,perjudicaría a Iván y a la muchacha -respondió el anciano.
-Iván es imbécil y Melania, muda. ¿Qué necesidades tienen?
-Haremos lo que diga Iván. 
-Bueno; que se lleve su parte -exclamó éste.
Y Semión el Guerrero cogió una parte del patrimonio, que empleó en sus tierras, y volvió a servir al zar.
Taras el Panzudo también había ganado mucho dinero; se había casado con la hija de un mercader;pero ni aun así les sobraba nada.
Un día fué a ver a su padre y le dijo:
-Dame mi parte.
Al principio, el viejo no quiso dar a Taras lo que le pedía.
-Nada trajiste a casa. Lo que tenemos, todo lo ha ganado Iván. No debemos perjudicarle ni tampoco a la muchacha.
-¿De qué le serviría el dinero a Iván? -replicó Taras-. Es imbécil, no podrá- casarse. Ninguna mujer lo querrá para marido. Y unamuchacha muda no tiene necesidades. Iván: dame la mitad del trigo. No te cogeré ningún apero de labranza. Y en cuanto al ganado, sólo quiero el caballo gris, que no empleas para el trabajo.
-Bueno -asintió Iván, echándose a reír.
Así fué como Taras obtuvo también su parte. Se llevó el trigo a la ciudad y montó el caballo gris. Iván se quedó tan sólo con una yegua vieja para labrar la tierra.CapituloIIEl viejo diablo estaba muy disgustado porque los tres hermanos no habían reñido al hacer las particiones y se habían separado siendo buenos amigos. Llamó entonces a tres diablillos, y les dijo:
-Escuchad; hay tres hermanos, Semión el Guerrero, Taras el Panzudo e Iván el Imbécil. Convendría que riñesen; pero viven en la más perfecta armonía... Es Iván el Imbécil quien ha echado a perder lascosas. Debéis ir a cogerlos y lograr que se peleen, hasta el punto de que se salten los ojos. ¿Sois capaces de hacerlo?
-Sí -contestaron los diablillos.
-¿Cómo lo conseguiréis?
-Empezaremos por arruinarlos, para que no tengan qué comer; luego, los reuniremos y se enemistarán.
-¡Muy bien! -exclamó el diablo-. Veo que habéis comprendido de lo que se trata. Marchaos y no volváis hasta que hayáisenemistado a los tres hermanos. De lo contrario, os despellejaré.
Los diablillos se fueron a su lodazal, donde discutieron sobre lo que tenían que hacer. La discusión duró mucho. Cada cual quería reservarse la tarea más fácil. Acabaron por echar a suertes, para ver lo que correspondería a cada cual, conviniendo, al fin, que si uno acabara su obra antes que los demás, debería acudir en ayuda de suscompañeros. Después de sortear, fijaron el día en que se reunirían de nuevo, para saber quién había terminado su trabajo y a quién tendrían que ayudar.
Llegó el día convenido y, según habían quedado, los tres diablillos se reunieron en el lodazal. Se pusieron a discutir sus asuntos. Primeramente, se habló de Semión.
-Mi tarea va bien encauzada. Mañana irá Semión a casa de su padre.
Los otros...
tracking img