Historia de la virilidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5893 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE LA VIRILIDAD

Se diría que "virilidad" es una palabra muerta, políticamente incorrecta. Según el diccionario, "virilidad" es hombría, reciedumbre, energía, firmeza. Los antónimos son: "femineidad, timidez". Con estos parámetros, la Historia de la virilidad , de los franceses Vigarello, Corbin y Courtine, parece una expedición arqueológica, un viaje al pasado remoto. Sin embargo, lavirilidad va y viene con los siglos: ésta es la idea sobresaliente de la nota de tapa de este número. Un hombre no era definido como viril en la Atenas de Pericles con el mismo criterio que entre los visigodos, en la corte de Luis XV o en los círculos posmodernos del siglo XX. El poeta y pensador musulmán Abdennur Prado, profesor en la Universidad de Alicante, dice que el mismo reflujo de lavirilidad se dio en Oriente. "Las imágenes corrientes del jeque millonario, del clérigo oscurantista, del fanático vociferante contrastan con las tradiciones y con los relatos de viajeros occidentales de otros tiempos, que presentaron al musulmán como un hombre delicado, poco viril, casi femenino." Cada época tiene sus propias visiones sobre el mismo concepto. Por eso una historia de la virilidad puedeabarcar toda la historia.
[Hugo CALIGARIS. "La hombría a través del tiempo", in La Nación, 6 de abril de 2012]
Forjado por los mitos, las religiones y la política; transformado por las guerras, las ciencias y el feminismo, el concepto de virilidad ha constituido durante siglos el orgullo del hombre, al amalgamar los atributos que se han considerado distintivos del varón: fuerza, autoridad,proezas sexuales y dominación. Jaqueado por la vertiginosa evolución contemporánea, desde hace tiempo este concepto parece estar perdiendo terreno. Ese repliegue descorrió poco a poco el espeso telón que, a través de las épocas, permitió disimular una realidad inconfesable. ¿Y si a fin de cuentas la virilidad sólo hubiera sido una trampa a lo largo de la historia?
El sociólogo Pierre Bourdieu(1930-2002) ya había señalado en La dominación masculina (1998): "La virilidad, entendida como capacidad reproductiva, sexual y social pero también como aptitud para el combate y el ejercicio de la violencia, es, ante todo, un peso". En un trabajo apasionante, cuarenta especialistas reunidos para realizar una enciclopedia sobre el "hombre viril" invitan al lector a comprender la construcción y ladeconstrucción de esa noción, desde la Antigua Grecia hasta nuestros días. La obra fue dirigida por los historiadores Alain Corbin, Jean-Jacques Courtine y Georges Vigarello, y publicada por Seuil. Después de leer sus tres tomos, que totalizan 1800 páginas, la sensación del lector es que el ideal del "vir" latino (origen de la palabra "virilidad", es decir, la cualidad de "verdadero hombre") terminafrancamente maltrecho. Desde lo más recóndito de la historia, afirman los tres académicos, existe la representación de un "etos viril, hegemónico, basado en un ideal de fuerza física, firmeza moral, potencia sexual y dominación masculina".
El proyecto de los responsables de esta historia cultural fue demostrar cómo, a partir de esa matriz, los modelos han variado a lo largo del tiempo, de acuerdocon los diversos contextos sociales. Los títulos de cada uno de los tres volúmenes que integran esta Historia de la virilidad corresponden a las etapas centrales que distinguen en esa evolución: el primero, Invención de la virilidad, abarca desde la Antigüedad hasta el Siglo de las Luces; el segundo, Triunfo de la virilidad, el siglo XIX, y el tercero, ¿Virilidad en crisis?, el siglo XX y lo que vadel XXI. Al comienzo fueron guerreros, héroes, patriarcas, seductores? En una palabra, todos "verdaderos" varones. Sin embargo, con el correr de los siglos, el hombre abandonó poco a poco ese lastre. ¿Para reemplazarlo por qué? Ésa es toda la cuestión. Probablemente por nada. De la virilidad conquistadora de Julio César a la virilidad imprudente (o impúdica) de Dominique Strauss-Kahn, el poder...
tracking img