Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En un tribunal de la ciudad
A un famoso delincuente presentaron
En presencia de la alta sociedad
Por homicida y ladrón lo condenaron.
-¿que es un ladrón y asesino?
“Que lo maten” contesto lasociedad
Un hombre como ese debe morir
Y debe morir porque atenta contra nuestras vidas
El juez dicta la sentencia y a muerte lo condena
Después de condenarlo el juez se le acercó
Y haciéndolealarde de su cobardía con voz de burla e ironía
Al reo condenado pregunto:
¿No quisieras ser mejor hombre bueno?
El acusado se puso de pie
Alzó la cara y miro al juez para decirle
“Vaya” que preguntaseñor juez
¿Por qué he de arrepentirme de lo hecho?
Si sabiendo que soy malvado
Que aquí en el tribunal de la justicia
Ustedes me condenaron a la muerte
Si por todo lo que he hecho esa es mi penaLa recibo complacido y satisfecho
Esta bien señor juez, cumplo mi pena
Pero nunca he de volver sobre mis pasos
Mejor ordene ya mi ejecución
Que disparen sin piedad y con acierto
Porque juro quesólo estando muerto
Dejare de ser un gran ladrón.
“está bien” dice el juez te doy permiso
Habla todo lo que quieres sin temor
-ante aquella respuesta el ya occiso comenzó una historia de dolor-Cuando yo era niño todavía
Conocí a una sirvienta desdichada
Que a pesar de su trabajo noble y bueno
Era siempre por sus amos maltratada
En el día soportaba los trabajos los desprecios y regañosPor la noche después de acomodarme entre sus brazos
Se dormía entre lágrimas y rezos.
Así pasaron los meses y los años
Hasta que una tarde en la que se empezaron a extraviar cosas
Maldita sea esatarde para siempre los patrones la acusaron de ladrona
Y después de torturarla moralmente
Dos guardias se la llevaron presa
Dos días lloro en prisión
Dos noches rezo en aquella celda fría
Dosnoches porque al día siguiente
Murió de un ataque al corazón.
Esa mujer de la que les estoy hablando
Esa mujer señores de la sociedad
Esa pobre que mataron sin piedad
Era nada más y nada menos que...
tracking img