Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2367 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 18 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
HISTORIA DE JOHN Y BETTY STAM,
MÁRTIRES DE CHINA

Paul y Joy Hattaway

“Se fiel hasta la muerte y te daré la corona de la vida”.
Apocalipsis 2: 10b

Uno de los más conocidos martirios de la historia del Cristianismo en China ocurrió en diciembre de 1934, cuando un joven matrimonio de misioneros americanos, Johny Betty Stam, murieron por causa de su amor a Cristo.
John Stam era americano y, desde tierna edad, sentía un clamor por China, una tierra de la cual él siempre recordaba que “un millón por mes iban a la tumba sin Cristo”.
Los inicios de los años 30 fueron tiempos difíciles tanto en China como en América. En América, la Gran Depresión estaba causando estragos en la economía y provocandomuchas privaciones a todos. En China, el establecimiento del Comunismo estaba perturbando seriamente el trabajo misionero. En cierta ocasión, John Stam, fue escogido para realizar un discurso en la Escuela de Moody, en 1932, y habló lo siguiente: “¿Nos debemos retirar y dejar nuestro alto llamado en Cristo Jesús o ser osados y avanzar bajo la dirección de Dios en pos de lo imposible? … Déjenmerecordarles que la Gran Comisión nunca estuvo basada en el llamamiento a avanzar solamente si existiesen campos suficientes, falta de privaciones o sin la necesidad de negarse a si mismo. Al contrario, se nos fue dicho que pasaríamos por tribulaciones y hasta por persecuciones, más, juntamente con estas cosas, tendríamos la victoria en Cristo”.
Betty era hija de padres misioneros en China, por lo tantofue educada en la cultura oriental y en su lengua. Mas tarde fue a estudiar a

América. Antes de ser acertada en la carrera misionera, escribió lo siguiente: “Yo quiero algo realmente significativo por lo cual vivir. Como la mayoría de los jóvenes, yo quiero invertir, en esta mi vida con sabiduría… Quiero que la elección sea de Dios y no mía. No debe haber ningún interés propio o yo creo queDios no podrá revelar su voluntad claramente… Yo sé muy bien que nunca podré tener una vida más plena y satisfactoria que la que Cristo quiera para mi, si yo no puedo dar mi propia vida a otros sin egoísmo. Cristo dice: “Aquel que halle su vida, la perderá” y probó de verdad esa divina paradoja en el Calvario. Yo quiero que Él me guíe y su Espíritu me llene. Y entonces, solamente entonces, laexistencia de mi vida estará justificada y mi madurez será completada en Él, la cual Cristo desea para todos los hombres, en todas las partes del mundo”.
John y Betty se conocieron en los encuentros de oración de la Misión al Interior de China, en el Instituto Bíblico de Illinois y, en octubre de 1993, se casaron en China. Luego vino la feliz noticia de que Betty estaba embarazada y, en septiembre de1934, nació en un hospital misionero metodista, Helen Priscilla.
Los recién casados fueron designados a la base misionera de Jingde al sur de la provincia de Anhui. Luego de varias semanas de arduo viaje en barco y por tierra, ellos llegaron a su nueva casa. El alcalde de la ciudad recibió a los Stam y dio su garantía personal que ellos estarían seguros de la amenaza comunista.
Así que ellos seinstalaron. El matrimonio comenzó a oír rumores que el Ejército Rojo estaba próximo a Jingde. De repente, en la mañana del 6 de diciembre, llegó a la casa de los Stam una carta del magistrado municipal informando que 2000 insurgentes comunistas estaban a sólo 4 millas de la ciudad y que deberían huir. Aquel magistrado, que sólo hace algunas semanas había personalmente garantizado la seguridad delos Stam, fue el primero en huir de la ciudad.
Cuando llegaron, los soldados se dirigieron directamente hacia el complejo misionero. John Stam recibió a los hombres y Betty les sirvió té y panes, mientras intentaban explicarles sus razones pacíficas. John pidió a los soldados que dejasen a su esposa y a su bebé, pero su pedido fue denegado.
Los jóvenes misioneros, junto con su bebé fueron...
tracking img