Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 86 (21259 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Capítulo primero: Tránsito del conocimiento vulgar de la razón al conocimiento filosófico
Las ideas mas destacas que se pueden recoger en este capítulo son, en primer lugar, la voluntad. Este elemento es necesario para que se puedan llevar a caco acciones buenas, por lo que es buena en sí misma. Así, el juicio, el entendimiento, los valores..., dependen de la voluntad para que sean igualmentebuenos.
Pero también se destaca otra gran idea, la de la razón, que es fundamental por una serie de razones. La básica es que la razón es necesaria para la voluntad, y viceversa, ya que, como pueda pareces, no son incompatibles, sino que uno va de la mano del otro.
Otra idea que aparece es la del deber. Y esto tiene dos tipos de acepciones. Por un lado está es deber de conservar la vida, porejemplo, que lo hacemos por instinto, y también está el deber de aquello que realmente hay que hacer, aunque eso no parezca que haga feliz al individuo. Entonces se convierte en un conflicto moral. Si se hace lo correcto cumple, por un lado, un deber moral, y por otro religioso ya que, simplemente, es lo más práctico. Y, a la vez, se cumple también con la ley fijada.

El texto data de 1785, escuatro años posterior a la publicación de la Crítica de la razón pura, la que es considerada la gran obra de Kant. El título del trabajo resulta chocante, sin embargo es perfecto. Usa la palabra 'metafísica' porque nota que la moral ha de ser fundada a priori; usa la palabra 'costumbres' porque lo que trata de fundar 'a priori' es precisamente las maneras y formas de vida (Sitten en el originalalemán que significa maneras y formas de vida, costumbres. También traducido en castellano como moral o como ética, por el latín mores o el griego ethos, sinónimos de Sitten) . Por su parte, 'a priori' es lo contrario de empírico, de aquello que conocemos por experiencia, esto es, a Kant solo le sirve una fundamentación de la moral que no esté basada en experiencia alguna, que sea completamente apriori. En una obra posterior de título parecido, pero de contenido distinto, titulada "Metafísica de las constumbres", construida sobre la "Fundamentación de la metafísica de las costumbres", Kant afirma lo siguiente:
"Pero con las leyes morales el asunto es otro [que con la física o la química]. Sólo en la medida en que pueden considerarse como fundadas a priori y necesarias, valen como leyes;incluso los conceptos y juicios sobre nostros mismos y nuestro hacer y omitir, carecen de significado moral cuando contienen lo que solamente puede aprenderse de la experiencia, y si nos dejamos inducir a convertir en principio moral algo extraído de esta última fuente, corremos el peligro de caer en los errorres más groseros y perniciosos.
Si la doctrina de las costumbres no fuera sino unadoctrina de la felicidad, sería disparatado buscar principios a priori para ella. Porque, aun cuando pueda parecer que la razón aun antes de la experiencia puede comprender por qué mdios podemos llegar al disfrute duradero de los verdaderos placeres de la vida, todo lo que ensaña a priori sobre esto es, sin embargo o bien tautológico, o bien admitido sin fundamento alguno. Sólo la experiencia puedeenseñar lo que nos produce alegría. Los impulsos naturales a la alimentación, al sexo, al reposo, al movimiento, y los impulsos (por desarrollo de nuestras disposiciones naturales) al honor, a ampliar nuestro conocimiento, etc., son los únicos que pueden dar a conocer y a cada uno sólo según su modo peculiar, dónde tiene que poner aquellas alegrías; la misma experiencia puede enseñarle los medios parabuscarlas. Todo aparente razonamiento a priori no es aquí, en el fondo, más que experiencia, elevada a generalidad por inducción; generalidad (secundum principia generalia, non universalia) que es además tan precaria que ha de permitirse a cada uno una infinidad de excepciones para adaptar la elección de su modo de vida a su peculiar inclinacón y a su predisposición hacia el placer, y para...
tracking img