Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1565 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El día que Paula S. supo que carecía de cobertura médica se quedó estupefacta. Esta catalana de 33 años acudió a un centro de salud madrileño a solicitar la tarjeta sanitaria como desplazada cuando le dijeron que la Seguridad Social le había dado de baja. "Hacía un tiempo que no trabajaba, había estado estudiando en Madrid y en ese periodo mi prestación por desempleo se agotó", cuenta. En esemomento se enfadó. "¿Pero la sanidad en España no era universal? Les pregunté de todo, la verdad es que no daba crédito, no entendía nada", explica. En el centro de salud le dijeron que debía ir a la Seguridad Social para verificar su caso, pero que si se le había acabado el paro no le serviría de mucho. Lo más sencillo, le dijeron, era que se asociase a la tarjeta sanitaria de algún familiar. "Asílo hice; 10 años después de irme de casa me puse como beneficiaria de mi padre", cuenta.
• Hacia una atención para todos
La noticia en otros webs
• webs en español
• en otros idiomas
En enero entra en vigor la norma que avala la prestación para todos
"Es incomprensible la demora para arreglar la situación", dice un experto
Una afectada: "No he ido a la cita con el especialista. Temo que mecobren"
Sanidad explica que lo que ocurre no es "deseable", pero sí es legal
A Paula su caso le pareció insólito. Sin embargo, cada vez son más las personas que se encuentran en su situación: desempleados que han dejado de percibir el subsidio, afiliados a colegios profesionales (como abogados o arquitectos) o personas que nunca han cotizado en España. La tan publicitada universalidad de lasanidad pública no lo es en realidad. Tiene un agujero por el que se escapan unos 300.000 ciudadanos, según fuentes de la Seguridad Social. Y al alza. Hace un año, el Ministerio de Sanidad los cifraba en 200.000. Una subida ligada al incremento de personas que han perdido la cobertura por desempleo, y cuya cifra ha alcanzado esta semana su nivel máximo desde el inicio de la crisis: el 32,3% de losparados que han trabajado.
Así, ahora mismo 1,35 millones de personas carecen de cobertura por desempleo a escala nacional. Aunque eso no quiere decir que a todos les falte la asistencia médica. Muchos reciben algún tipo de ayuda autonómica o figuran como beneficiarios de la cartilla de otro familiar. "Descontando a las personas que pueden estar cubiertas por otras vías, calculamos que hay entre25.000 y 40.000 afectados reales", explica Francisco Valero, director general de Ordenación Profesional y Cohesión del Sistema Nacional de Salud.
Hasta el 1 de enero de 2012 -fecha en que la Ley General de Salud Pública universaliza por fin la asistencia sanitaria- estos ciudadanos sin empleo y sin cobertura sanitaria tienen tres opciones: solicitar la cobertura para personas sin recursos,inscribirse como beneficiaros de algún familiar o pagar su asistencia y sus fármacos. Esta última es precisamente la fórmula que le ofrecieron a la gallega Mercedes Amaral, enferma de depresión. Una opción "imposible" para esta camarera de 28 años que agotó su prestación por desempleo hace ya uno. "A principios de noviembre fui a pedir cita con el médico y me dijeron que llevaba semanas con la tarjetabloqueada. Me comentaron que tenía la primera consulta gratis, pero que las siguientes debía pagarlas", relata. De su ambulatorio de A Coruña fue directa a poner una queja en atención al paciente. Y desde entonces su caso no ha dejado de dar vueltas por la administración gallega donde le explicaron, después de mucho preguntar, que debía solicitar una tarjeta especial para personas sin recursos. Así lohizo, pero a pesar del trámite no recuperó la asistencia sanitaria hasta el viernes.
Ha estado un mes sin poder ir al médico y afrontando el coste de sus fármacos. Tiempo durante el cual el Servicio Gallego de Salud, a pesar de las evidencias, negó el bloqueo de su tarjeta y la de otras personas en su situación; aunque culpó de su desactivación después al Instituto Nacional de la Seguridad...
tracking img