Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (318 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las olas rompían en aquel cuarto donde tantas veces estuve. Cada una de ellas, llevaba corrientes de ruido con una fuerza brutal. No lograba escuchar cuando rompían. Mucho menosme atrevía a acercarme a observar. Los muebles seguían en su lugar, incluso la botella que se terminó aquel día entre lágrimas y abrazos, seguía ahí. La única diferencia es que ellafaltaba. Parecía estar entre nosotros, aunque, al menos yo, no la veía. Las olas seguían rompiendo ese lugar, esas olas de sonrisas, de felicidad en cada uno de los rostros ahípresentes. Alrededor de esa mesa estábamos todos, menos ella. Resultaba una gran molestia que no estuviera presente en esa mesa, cuando se sabía que era la dueña de la casa. Pero,aún sin su presencia, todos reían menos yo. La botella estaba llena aún. Lo veía todo y la frustración de no poder escuchar absolutamente nada, me dejaba cada vez con menosposibilidades de intentar decirles algo. Mi padre tomó la botella, lucía como un brindis. No sabía el por qué, si ella acababa de morir. Y parecía que lo único que podía escuchar dentro demí eran sus palabras, sus sabios consejos y nada más. Ya estaba yo tan enfocado en lo que ellos hacía, que no me fijé quién estaba a su lado. Cuando me volví a ese lugar, la vi. Susonrisa radiante y la expresión de inmensa felicidad en sus ojos eran evidencia suficiente. Era ella. Ahí, fue cuando comencé a escuchar las olas romper. El cuarto seguía igual,sólo que ahora sí lograba escuchar. Incluso, la botella estaba vacía y ellos continuaban riendo. El sillón también estaba en el mismo lugar, justo detrás de mí, entonces decidísentarme ahí a seguir observando cómo festejaban ya que, a pesar de que no estaba, el festejo era por ella y porque seguíamos todos juntos, del otro lado de donde rompen las olas.
tracking img