Humanismo marxista y educacion bolivariana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3011 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Humanismo marxista y educacion bolivariana
Elsy Graciela Rojas Parra
Profesora de Historia y Magíster en Educación en Barquisimeto, Venezuela (email: elgaropa13@hotmail.com)

RESUMEN
El humano extravió su rumbo y su destino en el seno de la Sociedad Capitalista, hoy en su expresión Neoliberal-Imperialista. La codicia, el afán de lucro, el consumismo, la competencia desmedida y el egoísmo sonlos rasgos característicos de la deshumanización y enajenación de la humanidad. Para transformar esa sociedad del egoísmo en una nueva sociedad cimentada en el amor, la justicia e igualdad social, la soberanía, la libertad y la integración de los pueblos latinocaribeños, los venezolanos bolivarianos protagonizamos desde 1999 una revolución sui géneris en su primera fase pacífica y democrática. Enla actual coyuntura histórica adelantamos la transformación de los viejos aparatos del Estado Liberal-Burgués y Neocolonial en nuevas organizaciones e instituciones como el Proyecto Educativo Bolivariano con el cual se viene estructurando un nuevo sistema educativo centrado en el humano, en sus necesidades y potencialidades. Sin embargo, como proyecto en sí adolece de ciertas debilidadesfilosóficas en cuanto a su concepción ontoaxiológica del humano y sus valores, las cuales, creemos, pueden subsanarse mediante la confrontación praxiológica entre las principales tesis de los filósofos del Humanismo Marxista Radical y los testimonios de vida de los filósofos comunes, los patriotas de Robinson I, hombres y mujeres venezolanas alfabetizados, portadores de sentimientos, pasiones y valoresconsustanciados con el amor, el altruismo y la solidaridad propios de la Sociedad Socialista Bolivariana que soñamos.

HUMANISMO MARXISTA Y EDUCACION BOLIVARIANA
El humano extravió su rumbo y su destino: la felicidad, la salud, el amor. Inmerso en una sociedad enferma, la Capitalista Imperialista Neoliberal, ha contagiado su espíritu con la codicia, el afán de lucro desmedido y el individualismo.Extrañado de su esencia y de la naturaleza de la cual forma parte, se relaciona con el mundo desde su soledad y pasividad, transfiriéndole a los objetos y al dinero sus facultades humanas. El egocentrismo que padece no es más que el resultado de la lógica del capital la cual estimula en los ricos, según Fabelo (1) a una permanente búsqueda de maximización de la ganancia aún a costa de todo y detodos, y que obliga a otros, a los pobres, a ser también egoístas, porque a veces el egoísmo es para ellos la única posibilidad de supervivencia. Ensimismado en esa existencia contradictoria, el hombre y la mujer buscan afanosamente respuestas a ciertas preguntas. ¿Por qué se separaron de sí mismos, de la naturaleza y del prójimo? ¿Por qué viven prisioneros de sus instintos y padecen insaniamental? ¿De dónde procede su fragmentación, vacuidad, tristeza y desasosiego? ¿Cómo pueden armonizar sus almas con el ser y la conciencia? ¿Necesitan recomponer su mundo relacional? En ese mundo relacional se ha subsumido el venezolano quien padece las mismas contradicciones: el sadomasoquismo, la sumisión, los efectos del poder, el irrespeto a la individualidad y a las necesidades colectivas desde queen el siglo XV n.e. arribaron a estas tierras los colonizadores españoles para implantar el sistema capitalista de producción. Ellos violentaron el modo de vida, de trabajo y de convivencia armónica de los aborígenes e impusieron otro modelo, ajeno a estas realidades, inspirado en el Liberalismo burgués, en la tradicionalidad del Catolicismo y en el Positivismo Racionalista; ello generó la pérdidade los sistemas categoriales articuladores del pasado inmediato del nativo y su desplazamiento como protagonista de la Historia. (2). Los nacientes Estados Nacionales latinocaribeños se desdibujaron progresivamente con la transnacionalización del capital y las necesidades del mercado así como también el modo de ser, sentir, actuar y fabular de estos pueblos. La avasallante penetración...
tracking img