Humanismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1786 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El nuevo humanismo: arte, ciencia y mística
04.10.07 | 11:20. Archivado en Papado Ratzinger, Mente, Cuerpo y Espíritu, Algo positivo cada día
*
*
El escritor y editor John Brockman plantea que los intelectuales más competentes en este momento son los científicos, y que han dado nacimiento a una “tercera cultura”; una síntesis multidisciplinar donde la palabra “humanismo” recupera elsentido de intelectualidad global y conciencia holística que tuvo en el pasado. Serían estos “nuevos humanistas” quienes, al combinar ciencias y letras, conforman en la actualidad la vanguardia del pensamiento moderno. Claro, usted no está de acuerdo.
Es un hecho para mí 'claro e tondo' que hoy no se podría escribir, pintar o hacer música sin leer ciencia actual, al menos en su versióndivulgadora. De la misma manerra, no se debería tener aspiraciones trascendentes, vocación espiritual e incluso práctica religiosa de cualquier tipo, sin hacer frente a los desafíos de la ciencia seria, no de los ateístas cantamañanas ni de los tribunos de la plebe vociferante.
Brockman ha reunido en 'El nuevo humanismo y las fronteras de la ciencia' (editorial Kairós), escritos de algunos de loscientíficos más conocidos de la actualidad: el geógrafo Jared Diamond, el psicólogo y lingüista Steven Pinker, el físico David Deutsch, el filósofo Daniel C. Dennett, el astrónomo Martin Rees, el físico teórico Lee Smolin... Algunos de ellos comparten puntos de vista, otros disienten… pero lo que emerge es un diálogo introductorio al siglo XXI y la posibilidad de ceear sinergias entre la ciencia y lashumanidades, hasta el presente enemistadas.
El autor ha publicado más de veinte libros, entre los que destaca 'Los próximos 50 años', también publicado por Kairós. Es fundador y presidente del sitio web Edge (http://www.edge.org), cuyo foro reúne a eminentes científicos y pensadores.
El editor Salvador Pániker, impulsor de esta editorial que es un hito en España y cuyos libros casi son asignturaobligada para buscadores de nuevos horizontes y paradigmas, escribiendo la introducción al tema, recuerda que según Brockman, “una educación estilo años cincuenta, basada en Freud, Marx y el modernismo, no es un bagaje suficiente
para un pensador de los noventa”.
En 1959, C.P. Snow dictó en Cambridge una famosa conferencia titulada Las dos culturas y la revolución científica, deplorando la escisiónacadémica y profesional entre el ramo de las ciencias y el de las letras. En 1991, el agente literario John Brockman, recogiendo una expresión acuñada por el propio Snow, popularizó el concepto de tercera cultura, para referirse a la entrada en escena de los científicos-escritores.
Pero hoy día, en general todavía los intelectuales de letras siguen sin comunicar con los científicos, y, enconsecuencia, son estos
últimos quienes están dirigiéndose ya directamente al gran
público. Un gran público que comienza a estar familiarizado
con nociones como biología molecular, inteligencia artificial,
teoría del caos, fractales, biodiversidad, nanotecnología, genoma,
etc.; un gran público que huye de viejas disquisiciones
teológicas, pero que comienza a apasionarse con cuestiones secularizadastales como ¿cuál es el origen de la vida?, ¿de dónde
surgió la mente?, ¿cómo empezó el universo?
Pues bien, para Pániker, el nuevo humanismo debe ser una
nueva hibridación entre ciencias y letras que deje atrás la famosa frase de
Sartre «la ciencia no me interesa para nada». El filósofo es, en palabras de Platón, «el que tiene la visión de conjunto (synoptikós)», es decir, el que organiza lomás relevante de la “información almacenada” (cultura) y esboza
nuevas cosmovisiones (provisionales, pero coherentes). La mente, el alma, la substancia, el yo, todas esas entelequias -escribe Pániker- son inventos de la gramática y sólo tienen utilidad funcional si nos sirven como trampolín para saltar más allá del yo, más allá de la mente y más allá de la substancia, hacia
lo místico, allí...
tracking img