Huracanes

HURACANES
Alejandro Arvizu Guerrero

Introducción
La ciencia de la modificación del clima nació en los años 1950 en que los meteorologistas sembraron nubes con yoduro de plata para inducir lluvias, y con hielo seco para disipar nublados y nieblas (enfrente). En 1969 se hizo otro gran esfuerzo con el proyecto Stormfury para influir sobre el clima: los científicos trataron de desbravar alhuracán Debbie con dos siembras parecieron debilitarlo, quedaron muchos interrogantes sin respuesta.
El proyecto hizo ver que la modificación del clima será difícil y hasta insensata mientras no se desentrañen las complejidades de los procesos atmosféricos, tarea que quedó a cargo del proyecto de investigación llamado BOMEX 8Barbados Oceanographic and Meteorological Experiment).
Durante el intensivoexperimento que duró tres meses se introdujeron en computadoras millones de mediciones separadas de distribuciones de nubes, temperatura, humedad, velocidad del viento, corrientes oceánicas y salinidad.
Las erráticas pautas del clima de los 1970 han hecho ver que este tipo de predicción es necesario para que los planificadores cuenten con tiempo para evitar desastres debidos al clima.
Para elhombre y sus frágiles construcciones, las aguas empujadas por el viento son uno de los más peligrosos fenómenos naturales. Desde 1900, más de 50,000 personas han parecido en los litorales marítimos batidos por el oleaje. La fricción del aire sobre la superficie del agua, por suave que parezca, basta para formar olas. La altura de éstas es proporcional a la velocidad del viento: un viento constante,de 130 Km/h. produce olas de 10 m. Las más grandes tienen hasta 30 m. y se forman por la fusión de dos olas más pequeñas.
A veces (derecha) una ola monstruosa recorre grandes extensiones y se estrella contra la costa, sin rastro alguno del viento que la puso en marcha. Las grandes corrientes atmosféricas desencadenan tempestades en el mar, las cuales azotan en la orilla con enormes olas y convientos de 100 a 300 Km/h que giran en torno de una zona central de calma. Estas tormentas circulares, o ciclones, reciben varios nombres: en el Lejano Oriente se llaman tifones; en las Filipinas, baguios; y en América huracanes (derivado de Hurakán, la antigua deidad de las tempestades de los indios caribes).
La retirada del huracán es la sucesión de fenómenos meteorológicos exactamente a lainversa de los que anunciaron a su llegada.
El combustible de estas tormentas son el calor y el vapor que absorben del mar; en cuanto carecen de este abasto se debilitan y desaparecen. Por ello rara vez penetran mucho en tierra; y si siguen en el mar rumbo al polo, las frías aguas con que tropiezan no tardan en apagar su violencia.
Los habitantes de los litorales tienen buenas razones para temer lallegada del final de verano, por ser la temporada en que los ciclones tropicales se forman en el mar y se maduran en el seno de los vientos alisios, provocando desastres cuando se adentran en tierra. Los litorales occidentales del Atlántico Norte, del Pacífico Norte y Sur, y del Océano Índico, son casi siempre blanco de los ciclones tropicales, desconocidos tan solo en el Atlántico Sur y en laparte oriental del Pacífico Mediorienal. Éstas violentas tormentas tropicales son poco frecuentes, más su enorme potencia las singulariza y coloca, junto con los terremotos, entre los fenómenos naturales más destructivos.
El huracán, tiene sus comienzos en una zona de baja presión en una zona de baja presión atmosférica sobre un mar tropical. El aire cálido cargado de humedad, fluye hacia esta zonay una vez dentro de ella, forma una columna ascendente. El vapor de agua de esta columna de aire cálido se condensa y forma nubes y lluvia, cediendo gran cantidad de calor, que contribuye a engrosar aún más la columna de aire ascendente. Cada segundo, el huracán absorbe tal vez 250.000 toneladas de agua de mar y aire convergente, y la energía de condensación liberada en un día equivalente a la...
tracking img