Ideario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (629 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ideario Cuauhtémoc: 1. Reconocer el mérito de los demás por la parte que hayan tomado en el éxito de la Empresa y señalarlo de manera espontánea, pronta y pública. Usurpar ese crédito, atribuirse así mismo méritos que corresponden a quienes trabajan a las órdenes propias, sería un acto innoble, segaría una fuente de afecto e incapacitaría para comportarse como corresponde a un ejecutivo. 2.Controlar el temperamento. Debe tenerse capacidad para dirimir pacífica y razonablemente cualquier problema o situación, por irritantes que sean las provocaciones que haya que tolerar. Quien sea incapaz dedominar sus propios impulsos y expresiones, no puede actuar como director de una empresa. El verdadero ejecutivo abdica el derecho a la ira. 3. Nunca hacer burla de nadie ni de nada. Evitar lasbromas hirientes o de doble sentido. Tener en cuenta que la herida que asesta un sarcasmo, nunca cicatriza. 4. Ser cortés. No protocolario, pero sí atento a que los demás encuentren gratos los momentos dela propia compañía. 5. Ser tolerante de las faltas que puedan encontrarse en la raza, color, modales, educación o idiosincrasia de los demás. 6. Ser puntual. Quien no puede guardar sus citas, muypronto se constituirá en un estorbo. 7. Si uno es vanidoso, hay que ocultarlo como el secreto más íntimo. Un ejecutivo no puede exhibir arrogancia ni autocomplacencia. Cuántas veces los fracasos dehombres bien conocidos confirman el adagio de "el orgullo antecede a la caída". Cuando uno empiece a decir que los otros empleados son torpes, o que los clientes son mezquinos o necios, habrá empezado ameterse en embrollos. 8. No alterar la verdad. Lo que uno afirme, debe hacerlo reflexionando; y lo que prometa, debe cumplirlo. Las verdades a medias pueden ocultar errores, pero por poco tiempo. Lamentira opera como un bumerang. 9. Dejar que los demás se explayen, especialmente los colaboradores, hasta que lleguen al verdadero fondo del problema, aunque tenga que escuchárseles con paciencia...