Imperativos categóricos e hipotéticos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 6 (1340 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 9 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“IMPERATIVOS CATEGÓRICOS E HIPOTÉTICOS DE LA TEORÍA KANTIANA.”

Desde que somos niños nos vemos rodeados de instrucciones y mandatos que debemos seguir para poder “portarnos bien”. Se me vienen a la mente ciertas órdenes de las cuales puedo asegurar que casi todos hemos oído y obedecido a lo menos una vez en nuestras vidas: ¡quédate sentado!, ¡no grites!, ¡no toques esto!, ¡recoge tus cosas!,etc. Siendo todavía pequeños, intuimos, a través de todo esto, que “unas cosas son permitidas y otras no.” Surge en nosotros una idea que nos acompañará por siempre y que podemos percibir en el conjunto de normas necesarias para regular la convivencia entre todos los hombres: el deber; por consiguiente, nos damos cuenta que hay aspectos de nuestra existencia que están abiertos a la perfección y quepodemos moldear en el transcurso del tiempo.

Para Kant, el concepto de deber surge de la obligatoriedad de ciertas acciones y sin duda alguna, está muy acertado. Cuando se usa el término “imperativo” no es otra cosa más que un juicio impregnado de deber, es decir, cualquier orden o mandato que exige realizar cierta acción. Retomando el contexto de cuando éramos niños, podemos descubrir ennuestros recuerdos algunas normas que se nos dictaban (por así decirlo) y que debíamos seguir sin ver de fondo una finalidad aparente para ello, muchas veces acompañadas de frases como “porque yo lo digo…” A pesar de los años que han pasado y de la crítica que hemos hecho sobre estos mandatos, no podemos negar que siguen habiendo normas que están más allá de la mera autoridad de la que provienen,normas que debemos seguir por estar cimentadas en la sublimidad de algunos valores como la justicia y la equidad: “no debes mentir”, “debes honrar a tus padres”, etc. A este tipo de imperativos, Kant les conoce como categóricos y de acuerdo a los ejemplos, los clasifica en negativos o positivos, respectivamente.

Ahora bien, lo más habitual es que cuando se nos manda hacer algo pedimos que se nosdiga el por qué, ¿verdad? No hay nada de extraño es esto, ya que toda acción tiende a un fin; si no lo hubiese, nuestro actuar sería totalmente mecánico o instintivo y en este caso, ya no podríamos hablar de normas sino más bien de leyes naturales que no piden el consentimiento ni el permiso de ninguna voluntad humana para existir, se dan necesariamente mientras haya la relación causal entre doscosas; por ejemplo, la fuerza de gravedad me afecta y permanezco unida a ella independientemente si lo quiero o no, soy atraído hacia el centro de la tierra por el simple hecho de que estoy conformado por un cuerpo con su correspondiente peso.

Todos tenemos metas, propósitos o finalidades que queremos alcanzar. Algunos fines están en un plano secundario porque no buscan el perfeccionamiento denuestra naturaleza, es decir, se quedan en lo práctico, en lo técnico, etc., mientras que hay otros que tienden a un fin mayor en el cual todos tenemos puesta nuestra mirada: la felicidad. Según Kant, los imperativos con finalidades particulares se llaman problemáticos (reglas de la habilidad) y los que buscar hacer feliz al hombre se conocen como asertóricos (reglas de la prudencia).

¿Cómovamos hasta ahora? ¿Todo bien? Las cosas se complican todavía más con una aclaración adicional que hace el mismo filósofo que estoy usando como referencia para este ensayo; según él, la felicidad es particular y contingente, es decir, cada quien tiene una perspectiva distinta al respecto. Nuestro actuar a través de los imperativos hipotéticos se vuelve relativo y al no haber ninguna finalidadaparente para los imperativos categóricos (que son los juicios más “objetivos y necesarios”), la vida se queda solamente en lo material sin ninguna opción a la trascendencia.

Hay que reconocer la buena intención de Kant y los aportes tan valiosos que ha hecho en cuanto a este tema pero me atrevo a refutar ciertos aspectos de su teoría, teniendo como base lo que expresa Eduardo García Máynez en su...
tracking img