Impresionismo argentina , paisajes nacionales

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2690 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
En los orígenes de nuestra nación, la generación romántica (Echeverría en La cautiva, Alberdi en Memoria descriptiva sobre Tucumán) abordó el tema del territorio del país donde empezaba a aparecer, tímidamente pero seguro, un arte. A fines del siglo XIX vuelve a darse un fenómeno semejante, esta vez en pintura, con una diferencia: ya no es el territorio propio el que se indaga, sino el paisaje.Sí el romanticismo literario dejó las ruinas europeas para intentar na rrar la pampa, estas palabras de Fernando Fader, luego de su vuelta de Europa, hablan de lo mismo: "el día que me encontré solo frente a las montañas gigantescas de la Cordillerá, terminó toda mi ciencia pictórica"- La misma idea resuena en las palabras programáticas de Martín Malharro publicadas en la revista Ideas (1903): Tarafundamentar la pintura nacional es necesario que olvidemos casi, lo que podamos haber aprendido en las escuelas europeas. Es preciso que, frente a frente de la naturaleza de nuestro país, imaginemos sus misterios, explorando, buscando el signo, el medio apropiado a su representación En la preocupación por encontrar un "arte nacional" que manifestara lo "característico argentino", el paisaje seconstituye en el género clave,
El propósito no escapa al contexto de la "Argentina aluvial". Se acuñan giros como: "ideal nacional" y "genio nativo'. No hay lugar para discutir los ambiguos componentes de estos programas, sólo diremos que el campo intelectual yartístico elaboraba la formación ideológica de una cultura nacional. No sin conflicto, se rompían viejos moldes y se entraba,definitivamente, en otra
etapa. Estas cuestiones se hacen evidentes alrededor del Grupo Nexus, la figura de Martín Malharro y la Exposición delCentenario.
La primera exposición de Malharro a su vuelta de Europa, en Witcomb en 1902, marca el desembarco de "los esplendores del impresionismo" en Buenos Aires. Con la llegada de Fader, en 1904, están haciendo su obra en el país los dos grandes maestros"impresionistas" argentinos. No se trató de la mera adopción de un lenguaje que, por otra parte, no fue ortodoxo. Fue la adaptación que, según condiciones y sensibilidades, cada uno de ellos hizo de él. El impresionismo produjo un cambio radical en la pintura al relacionarla con los conceptos de duración y subjetividad. Duración porque la idea es captar un instante determinado en el cual la luz producevariaciones irrepetibles sobre el paisaje. Subjetividad porque lo que importa es la mirada del que pinta. A esta tendencia se integrarían, desde perspectivas diversas, Ramón Silva, Fray Guillermo ButIer, Cesáreo Bernaldo de Quirós, Ernesto de la Cárcova, Walter de Navazio y Alejandro Christophersen, entre otros. En la propuesta impresionista argentina, la incomprensión pareció rodear al visionario ylibre Malharro, mientras que el salto hacia la apreciación del público de un paisaje nacional en la pintura lo daría Fader.
Martín Malharro fue un rebelde por naturaleza 0, como metafóricamente lo presenta Ángel Nessi, "un abatidor de sistemas caducos, un devorador de tinieblas... todo contra viento y marea", visión romántica que él mismo forjó a través de sus conferencias y sus escritos polémicos.Nacido en Azul en 1865, al a los catorce años se escapa a Buenos Aires siguiendo su vocación. Trabajó como ilustrador haciendo litografías para las crónicas policiales de los diarios y diseñó etiquetas comerciales. Su primera formación fue en la escuela de la Sociedad Estímulo, con Francesco Romero. Defensor a ultranza del modelo natural, su infancia en Azul le dio contacto directo con la pampa yla sierra.Pero no se conforma y viaja a Tierra del Fuego. De su estadía trajo la coloración del Sur y una indagación del paisaje marino que presentó en 1894 enuna exposicion en la que se destacan obras como El corsario La Argentina. Paraeste momento, Malharro había tomado una distancia mental irreversible con el siglo XIX italiano, pilar de la Academia, y necesitaba buscar otros medios para ver...
tracking img