Ingrid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2119 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Discurso íntegro de Ingrid Betancourt
La ex candidata presidencial colombiana y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2008, Ingrid Betancourt, afirmó este viernes durante la gala de entrega de los galardones que no se sentirá "totalmente libre ni feliz" mientras tenga compañeros presos en la selva por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Lea su discurso íntegro.Llegar al Principado de Asturias, quedar envuelta en el cariño de su gente y en el esplendor de su historia, es para mí, después de tantos años difíciles, la expresión de la misma gracia divina.

Cómo explicar de otra manera el camino extraordinario que me trae hasta aquí: hace algunas semanas estábamos mis compañeros y yo en el mundo húmedo y asfixiante de la selva, donde nada era nuestro, nisiquiera nuestros propios sueños. Fueron muchas las noches oscuras en que traté de evadirme imaginando un mundo mejor, un mundo donde personas alrededor mío buscaran aportarle felicidad a los demás y donde hiciera, otra vez, bueno vivir.

No podía imaginar que Dios oiría mi llamado al punto de traerme aquí, junto a personas que me alegraron tantos momentos el largo cautiverio que me tocó vivir.

ARafael Nadal, por ejemplo, lo seguí durante seis años por las canchas de Roland Garros. Lo vi crecer a través de las transmisiones en directo, que Radio Francia Internacional hacía cada verano. y al tiempo que compartía la alegría de sus cada vez mayores éxitos, vivía la frustración de no poder ver sus victorias. Estar aquí en el día de hoy, viéndolo cara a cara, es como cerrar un círculo, escompletar de forma maravillosa una cita con la vida.

Podría contarles también de las largas horas vacías que traté de amoblar recitándome los poemas que más he amado, haciendo un gran esfuerzo por extraer de la memoria tantos tesoros perdidos, para lograr sentirme otra vez afortunada de vivir. Estar ahora cerca de Tzvetan Todorov y de Margaret Atwood es una sensación parecida para mí a la del que haatravesado el desierto y se encuentra finalmente con el oasis. Tengo una inmensa admiración por ellos, los escultores de la palabra, quienes con el arte sagrado de materializar el alma enriquecen a los demás sin guardarse nada para sí.

Recuerdo la vez que descubrí las maravillas de la Nanotecnología, también por la radio, una tarde después de una larga marcha de meses. Me encontraba oyendodesde mi cachumbe al comentarista, mientras era azotada por una nube de garrapatas microscópicas que se habían emboscado por el camino y se desplazaban sobre mi piel llenándome de llagas a su paso. Me acuerdo haber pensado entonces que hubiese querido que me confeccionaran una segunda piel, tan liviana y resistente como la telaraña, para evitarme el ataque de mis inexpugnables enemigos durante elduro transitar por la selva. Imaginen encontrarme aquí, con quienes me hicieron soñar, aquellos mismos que han hecho de esta ciencia una vara mágica para cambiar nuestra relación con el dolor, con el proceso de sanar, con nuestra piel.

Debo confesar que esta ha sido para mí, desde la liberación, la más maravillosa de las citas. Tuve la gran alegría de hablar con Su Alteza Real, el Príncipe Felipe,cuando en Madrid fui a visitar a su Padre el mes pasado. En los minutos en que conversamos, quedé sobrecogida por la pureza de su mirada y la bondad que emana de su persona. De alguna manera, ya lo conocía un poco, a través de los relatos que mi madre me hizo de las personas que la ayudaron durante mi cautiverio. Ella siempre guardó el recuerdo emocionado de un encuentro en Argentina, donde,sumándose al compromiso firme y valeroso de la presidenta Cristina Kirchner, sintió en las palabras de aliento del Príncipe de Asturias mucho más que un apoyo protocolario. "Él siente como nosotros", me comentó, queriendo hacer el elogio de su gran humanidad. Este Premio, al llevar su nombre, es doblemente significativo para mí. No sólo porque es fruto de las más nobles intenciones del pueblo...
tracking img