Inmunidad De Jurisdicción Del Estado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 11 (2589 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 14 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
INMUNIDAD DE JURISDICCIÓN DEL ESTADO
EXTRANJERO.

Sentencia del Tribunal Supremo español de 1 de Diciembre de 1986 en el caso Diana GAYLE ABBOTT.

1) Síntesis de los hechos.
Diana Gayle Abbott, de nacionalidad estadounidense, trabajaba como secretaria bilingüe en la Embajada de la República de Sudáfrica en Madrid; según su contrato de trabajo, la Embajada debía darle de alta en la SeguridadSocial española.
El 30 de Agosto de 1985 la citada persona era despedida, con efectos del 30 de Septiembre siguiente, "por estimar insatisfactoria la forma de cumplir su trabajo".
Llevado el caso ante la Magistratura de Trabajo nº 11 de Madrid, ésta admite la alegación de inmunidad de jurisdicción presentada por Sudáfrica.
La demandante recurre en casación ante le Tribunal Supremo y ésteestima dicho recurso, casando y anulando la resolución de instancia y declarando la competencia de la jurisdicción española para conocer de la demanda instada sobre despido contra la República de Sudáfrica.

2) El TS dice textualmente.
"FUNDAMENTOS DE DERECHO
Segundo.- El respeto de la recíproca independencia es una exigencia en la vida de relación de los Estados soberanos; y la razón de ser de lainmunidad jurisdiccional. Privilegio jurisdiccional que cede a favor de la jurisdicción del Estado receptor cuando se trata de simples actos de gestión en los que el Estado actúa como un particular o de acuerdo con las normas del derecho privado. Por esto, uno de los problemas que la realidad plantea es el de diferenciar los "acta iure imperii" de los "acta iure gestionis"; por lo que paraobviarla se llega a establecer por la Convención europea sobre la inmunidad de los Estados, firmada con su Protocolo Adicional en Basilea el año 1972, la relación de casos en los que los Estados firmantes se comprometen a no alegar la inmunidad de jurisdicción y dispone en el art. 5 que un Estado no puede invocar la inmunidad de jurisdicción ante los tribunales de otro Estado, si el proceso se refiere aun contrato de trabajo concluido entre el Estado y una persona física, cuando el trabajo deba realizarse en el territorio del Estado del foro. Criterio que es mantenido en los trabajos llevados a cabo en las Naciones Unidas, al sostenerse que los actos de gestión son excepcionales a la regla general de la inmunidad de un Estado por sus actividades en el territorio de otro. Materia que, al carecerde una regulación específica en la legislación española, nos obliga a acudir a las disposiciones dispersas en distintos textos legales, que de una u otra forma la tratan. Prescindiendo de los arts. 51 de la Ley de
Enjuiciamiento Civil, que nada resuelve sobre el caso enjuiciado, y del 10-6 del Código
Civil... Por ello debemos acudir, para resolver el problema, a los siguientes preceptos:

a)Art. 24-1 de la Constitución, que representa un cambio favorable, al romper con la presunción anteriormente imperante de "in dubio, pro inmunitate", ya que establece el derecho de toda persona a obtener la tutela efectiva de sus derechos e intereses legítimos, sin que pueda producirse su indefensión. Derecho equivalente a la afirmación que el texto constitucional hace de que en ningún supuestopuede producirse la denegación de justicia, al ser la voluntad del constituyente el reconocer con carácter general el derecho a la jurisdicción. Precepto al que la doctrina del Tribunal Constitucional y la de esta Sala han dado un carácter amplísimo, que dificulta, si no impide, que algún órgano jurisdiccional pueda acceder a la solicitud de inmunidad de jurisdicción invocada por un Estado extranjeroen base a textos legales del ordenamiento positivo vigente...

b) La exposición de motivos del Real Decreto 1654/1980, de 11 de Julio, sobre Servicio de lo Contencioso del Estado en el extranjero, afirma que "la doctrina de la inmunidad absoluta de jurisdicción puede considerarse ya en su etapa final" y que "hoy en día la mayor parte, si no la totalidad de los Estados, aceptan la teoría...
tracking img