Inscripcion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2496 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Sobre la Influenza en general, la gripe aviar y la pandemia de Influenza de 1918
En menos de dos años, entre 1918 y 1919, el virus de la Influenza mató un estimado de 40 millones de personas en todo el mundo, fueron dos olas mundiales de virus, dos tsunamis, uno en primavera y el otro durante el otoño del año siguiente (estaciones del hemisferio norte). Se ha estimado que un tercio de lapoblación mundial se contagió con la Influenza de 1918: fue una despiadada y veloz Pandemia mundial. Tuvo una tasa de mortalidad de entre un 2,5 y un 5%, más de 50 veces la mortalidad de un brote normal de Influenza: de cien enfermos se morían 5.
La humanidad siempre ha convivido con Epidemias de todo tipo, y también de gripe; han habido siempre en promedio cuatro grandes epidemias de gripe por siglo,unas más letales que otras. Cada vez que el virus de la Influenza muta, aparece una epidemia, porque nadie ha generado anticuerpos para esa mutación. Si no aparece una nueva mutación, de todos modos se cohabita con virus antigüos, para los cuales ya tenemos anticuerpos, o con mutaciones pequeñas, que nos enferman pero no nos llegan a matar. Estas mutaciones pequeñas antes podían ser mortíferas,porque no existían antibióticos, que nada pueden contra el virus pero que si combaten las infecciones microbianas producto de las defensas bajas.
Hoy en día la Influenza viaja en avión y hacia todas partes, parada en el aeropuerto, tiene miles de alternativas para viajar. Para peor, no hay una sola Influenza sino varias cepas distintas que se pueden recombinar genéticamente con facilidad.
El mundocientífico dice que una nueva pandemia global es inevitable, y puede estar muy cerca. Los brotes de Influenza aparecidos en Asia, llegaron a ser a penas chispazos de un virus terriblemente letal (mató al 50% de los contagiados) que pudo haberse propagado como pandemia si hubiera mutado en una mala dirección. La aparición de esta cepa letal pero no epidémica no solamente coincidió con la pandemia degripe aviar, sino que además ésta misma cepa logró enfermar a seres humanos (hasta 1997 se creía que no era posible), menos mal que la ocurrencia del contagio es muy rara (no es fácil contagiarse de gripe aviar simplemente por estar en contacto con un ave contagiada). La humanidad cruzó los dedos durante varios meses para que el virus aviar no mutara a Influenza humana, y no adquiriera lacapacidad de progagarse entre humanos.
Por eso es importante estudiar el virus de Influenza que causó la famosa Influenza española en 1918, o gripe española, llamada así probablemente porque fueron los españoles los primeros en dar el grito de alerta, pues ellos no tenían censura de guerra para sus noticias, y la gripe hacía rato que había aparecido como epidemia en los países en guerra. La pandemia deInfluenza de 1918 apareció en algún lugar de Europa y se registró en dos grandes oleadas, luego desapareció tan rápido como llegó.
Para tener una idea del ritmo de propagación del virus, en un campamento de entrenamiento de soldados cerca de Boston (EUA), para el 7 de septiembre de 1918 se declaraba el primer caso (sin saber todavía que se trataba del virus), 36 casos más aparecieron el 16 deseptiembre, y una semana más tarde ya había 12604 enfermos, más de un 25% de un total de 45000 soldados; 800 personas murieron y finalmente un tercio del campo de entrenamiento se contagió de Influenza.
La muerte por el virus de la Influenza deja un color azulado en la piel, y antes de morir el enfermo lucha desesperadamente contra el ahogo y la asfixia. En cortas palabras, la Influenza picotea confiebre y problemas respiratorios y, remata, mete la espada con asfixia (los pulmones se inundan por dentro).
En esos años (1918-1919), muchos no murieron directamente por el virus sino por infecciones bacterianas que causaron neumonías graves y mortales (no habían descubierto todavía los antibióticos, descubiertos por Alexander Flemming en 1928). Pero otra parte considerable de los decesos...
tracking img