Introduccion del krausismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3628 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El krausismo es uno de los fenómenos más curiosos de la historia filosófica de los países de lengua española. Mientras la memoria del filósofo idealista Carlos Cristián Federico Krause (1781-1832) se apagaba en Alemania, mediado ya el siglo XIX, y gracias sobre todo a Julián Sanz del Río, el panteísmo krausista arraigó en España, transformándose pronto el krausismo hispánico en una referenciaideológica inevitable, cuyos rescoldos no se han apagado del todo en los inicios del nuevo milenio, e incluso algunos creen posible reavivar.
El krausismo español es un movimiento cultural que arraiga en el siglo XIX español en base al pensamiento de K. Ch. F. Krause (1781-1832), autor de escaso predicamento en el área germana, que aportó una personal versión al idealismo dominante en ella,quedando oscurecido por el prestigio de sus figuras principales: Fichte, Schelling y sobre todo Hegel. Muy distinta fue su suerte en el ambiente filosófico español, en el que tales autores no habían logrado profunda influencia. El krausismo acaba por atraer a los pocos representantes del incipiente hegelianismo.
Pero intentar valorar el fenómeno desde una perspectiva puramente filosófica escondenarse a su incomprensión. Las razones que llevaron a su importación desbordaban ya de manera más o menos consciente lo filosófico. Su difusión posterior remite rotundamente a un contexto más amplio.
La puesta en escena del movimiento krausista puede ligarse al discurso pronunciado en la Universidad Central de Madrid en el curso 1857-58 por Julián Sanz del Río, que había tomado contactocon el pensamiento de Krause con motivo de su estancia en Alemania (1843). Cien años después su texto tiene más de acto fundacional que de manifiesto filosófico. El afán de sustituir a la filosofía tradicional es sólo un aspecto de un proyecto de renovación de toda la cultura y la vida nacional, restableciendo su contacto con la mentalidad europea. España y Europa distan en el siglo XIX de ser ennuestro país conceptos geográficos. Tras ellos acaban por encontrarse dos enfoques culturales, educacionales, políticos, religiosos... La mayor parte, y en no pocos casos la mejor, de los pensadores de la época se vieron inmersos en este enfrentamiento, del que el krausismo fue uno de los polos antitéticos.
Por los años en que Sanz del Río comenzaba a enseñar en la Universidad de Madrid y apropagar entre sus amigos la doctrina krausista (1845-1860), nuestro país estaba atravesando una de las crisis más agudas de su historia. Política, social y culturalmente quebrantado a la muerte de Fernando VII (1833), la nueva época constitucional, isabelina, aun reconociéndole indudables méritos públicos, no lograba superar la interna contradicción en que de tiempo atrás se debatía la vidanacional. Pues bien, con el decidido empeño de acabar con aquella situación de media justicia en política y con aquel tedio y falta de vitalidad en lo moral, cultural, filosófico y religioso, dos poderosas fuerzas íntimamente correlacionadas entre sí hicieron entonces su aparición en la arena española: la democracia, surgida del ala izquierda del progresismo, y el krausismo, versión original del viejocristianismo ilustrado. Esto, sin contar con la prematura y malograda obra del sacerdote catalán Jaime Balmes (1818-1848), de gran aliento reformador, y antes de que aparecieran los intentos orgánicos de Menéndez Pelayo (1856-1912) en lo literario y de Cánovas del Castillo (1828-1897) en lo político.

Tres fueron las áreas fundamentales en las que puede cifrarse el impacto primordial dela filosofía krausista en nuestro país: la Filosofía Política, entendida de manera amplia, como la manera de relacionarse el individuo y el conjunto de la sociedad; la teoría de la Ciencia, entendida como la relación del individuo con los objetos de conocimiento que se presentan a la conciencia; y la Religión, entendiéndola como la relación del individuo con el misterio, con lo trascendente al...
tracking img