Jardin palmas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (291 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LLORABA LA NIÑA

Lloraba la niña
(y tenía razón)
la prolija ausencia
de su ingrato amor.
Dejóla tan niña,
que apenas creo yo
que tenía los años
que ha que ladejó.
Llorando la ausencia
del galán traidor,
la halla la Luna
y la deja el Sol,
añadiendo siempre
pasión a pasión,
memoria a memoria,
dolor a dolor
Llorad, corazón,que tenéis razón.
Dícele su madre:
"Hija, por mi amor,
que se acabe el llanto,
o me acabe yo."
"No podrá ser, no;
las causas son muchas,
los ojos son dos.Satisfagan, madre,
tanta sinrazón,
y lágrimas lloren,
en esta ocasión,
tantas como dellos
un tiempo tiró
flechas amorosas
el arquero dios.
Ya no canto, madre,
y si cantoyo,
muy tristes endechas
mis canciones son:
con lo que llevó
se dejó el silencio
y llevó la voz."
Llorad, corazón,
que tenéis razón.

Las Soledades

Dondeespumoso el mar siciliano
el pie argenta de plata al Lilibeo
(bóveda o de las fraguas de Vulcano,
o tumba de los huesos de Tifeo),
pálidas señas cenizoso un llano
-cuandono del sacrílego deseodel
duro oficio da. Allí una alta roca
mordaza es a una gruta de su boca.
Guarnición tosca de este escollo duro
troncos robustos son, a cuyagreña
menos luz debe, menos aire puro
la caverna profunda, que a la peña;
caliginosos lecho, el seno oscuro
ser de la negra noche nos lo enseña
infame turba de nocturnasaves,
gimiendo tristes y volando graves.
De este, pues, formidable de la tierra
bostezo, el melancólico vacío
a Polifemo, horror de aquella sierra,
bárbara choza es,albergue umbrío
y redil espacioso, donde encierra
cuanto las cumbres ásperas cabrío,
de los montes, esconde: copia bella
que un silbo junta y un peñasco sella.
tracking img