Jealous - lily st crow

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 387 (96599 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Grupo Leyendas Oscuras
Traductores Roux maro -sonia blake – lobrizever – Monique - Eli25 – yocasuri – rihano – Paloma – erikagjasso – Noba – cheremerce – CARSEFE – Ixchel – carma – analo – pakea - Corazón de Tinta

Última Corrección Lobrizever

Diseño Madri

Estoy acostada en una cama estrecha en una habitación del tamaño de un armario, en un pequeño apartamento. El bloc de papel que heutilizado en este viaje es un conjunto de bordes duros contra mi pecho, lo abrazo más fuerte. Fuera de la ventana, Brooklyn retumba como una gran bestia durmiente. El tráfico lejano, hablando sin lengua propia sobre su queja. Volvía después de acabar con una plaga de ratas, estaba agotada. Detrás de la puerta, entreabierta, oigo el tintineo de vasos y líquido que se vierte y mi padre hablando.-Tienes que hacerlo, August. No puedo dejarla en otro sitio, y tengo que...Interrumpió Augustine. -Dios, Dwight, sabes lo peligroso que es. Es sólo una niña. ¿Por qué dejarla conmigo?Me acurruco en la almohada. Es la almohada de Augie. Había hecho la cama para mí, en el único dormitorio de esta caja de galletas. Él y mi padre pensaban que estaba dormida. Respiré profundamente. Olía como un lugardonde vive un hombre sólo, mal ventilado y sucio, con olor a humo de cigarrillo. Sonó un golpe de un vaso en la mesa de la cocina. Papá estaba bebiendo Jim Beam y lo estaba haciendo de un tirón en lugar de beber tranquilamente, iba a ser una noche larga. Augie le pegaba al vodka. -Está más segura aquí que en cualquier otro lugar. Tengo que hacer esto. Por... por varias razones. Elizabeth no… no.-Pr o

lo

go

Me animé a escuchar, soñolienta. Mi padre nunca hablaba mucho de mi madre. Y al parecer no iba hacerlo esta noche. -No lo hagas.El vaso se oyó chocar de nuevo, una boca de botella contra un vaso. -No me digas lo que puedo o no hacer. Ella está muerta, Dobroslaw. Mi niña es todo lo que me queda. Y ella va a quedarse aquí. Creo que iré a ver a ese bastardo a Canadá, cuandovuelva.-¿Qué pasa si no lo haces, Dwight? ¿Qué pasa si no regresas para tratar con todo esto?- Entonces, -dijo mi padre en voz baja,- va a ser la última de tus preocupaciones. Tú tienes amigos que saben qué hacer.-No queda nadie en quien confiar.- Dijo August de mal humor.-No sabes con que estás tratando. Supongo que tendría que sentarte y atarte para detenerte.-Tendrías que matarme, Augie. No hay queprovocarme, no con mi niña aquí dentro.Había ira en sus palabras. Si yo hubiera estado allí, me hubiera quedado corta. Cuando mi padre estaba así era simplemente mejor dejarlo solo. Nunca se ponía violento, pero su silencio frío cuando estaba enojado nunca era cómodo. -Además, esto podría ser otra persecución de Wildgoose. El hijo de puta es escurridizo.-No lo sé, -murmuró August. -Un mes. Ese esel tiempo que puedo mantenerla en secreto, Anderson. Y no lo estoy haciendo por ti. Esa chica merece estar con los de su propia clase.- Otro silencio, casi podía ver los ojos de mi padre ponerse en blanco. Todo en blanco y el miraría en blanco. -Esta con su propia gente. Soy su pariente. Yo sé lo que es mejor para ella.-

Quise levantarme, me froté los ojos y pensé en ir hasta la cocina. Paraexigir explicaciones sobre lo que estaban hablando. Pero era sólo una niña. ¿Qué niña puede levantarse, ir y exigir que se le diga algo? Además, no sabía la mitad de lo que sé ahora. Todavía no se suficiente. Cuando me desperté por la mañana. August me recibió con huevos revueltos casi quemados y por la expresión de su rostro sabía que mi padre se había ido. Me encogí de hombros, sabía que volveríay decidí que me iba a quedar en la cocina a partir de ahora. La chica que era yo entonces sabía que todo estaría bien. La chica que soy ahora lo sabe mejor.

1
Un alarido desesperado y largo sonó en la noche. Podría confundirlo con una sirena en la distancia, supongo, tendría que ignorar la forma en el que ruido se clavó en mi cerebro como astillas de cristal. El grito estaba lleno de...
tracking img