Jesus

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3665 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR
(Marcos, 4, 1-34) Canto: Somos La semilla Introducción: Lector 1 JESÚS NOS HABLA Hay una cualidad humana nada fácil y sin embargo importantísima, decisiva para la convivencia cotidiana, para poder ayudarnos a alcanzar unos y otros aquel nivel de felicidad que Dios Padre quiere para todos. Me refiero a la cualidad de saber escuchar: de saber escuchar a los demás. Coninterés, con atención, con respeto, con afecto. Todos sabemos que con frecuencia no nos resulta fácil, pero es condición y fruto de un amor real. Si no sabemos escucharnos, no puede circular una corriente de amor y cariño; y, al mismo tiempo, todo amor auténtico se demuestra si hay escucha mutua. Podemos iniciar hoy la introducción de nuestro tema, recordando el gran valor humano y cristiano delsaber escuchar, porque en el evangelio probablemente, como más tarde comentaremos, las palabras que se repiten más, son escuchar, oír. Muchas veces, cuando hablamos de la parábola del sembrador, insistimos en lo decisivo que es que cada uno de nosotros sea “Tierra buena" para que la semilla que Dios siembra en todos pueda dar fruto abundante, respondiendo al anhelo y la esperanza de nuestro Padre. Sinduda, esta disposición personal a acoger la palabra de Dios, su semilla de vida, con corazón abierto, con profundidad, quitando obstáculos, es muy importante. Pero no olvidemos que hay un paso previo, también decisivo según las palabras de Jesús: el querer y saber escuchar la palabra que Dios nos dirige. Decíamos antes que sabernos escuchar de verdad unos a otros, con frecuencia nos es difícil.No lo practicamos por pereza, comodidad, egoísmo y por eso nos perdemos la posibilidad de enriquecernos mutuamente: perdemos la oportunidad de conocernos y apreciarnos mucho más.
__________________________________ “ENTRE AMIGOS” – Grupo de catequesis Evangelio de Marcos – Presó d’homes – Bcn.

Comentario: 5 Novembre 2005 – Tema a càrrec de MANEL

49

Lector 2 Igualmente nos pasa lo mismoante Dios. No sabemos lo que nos perdemos por no escucharle con atención, interés, afecto. Si no escuchamos su palabra de vida cuando nos llega sobre todo a través de su Hijo Jesús (por ejemplo, en nuestras lecturas de la Biblia en particular, o en nuestras reuniones de cada sábado o en las misas de los domingos, al escuchar su proclamación). Pero también si no sabemos escucharle a través de tantosotros modos como se nos presenta en la realidad actual de nuestra vida. Dios nos habla y de muchas maneras. La bondad, la generosidad, la disponibilidad o los muchos pequeños detalles y hechos alegres de tantos de nuestros hermanos y hermanas que nos rodean. Y también, por qué no, las pruebas, las dificultades son muchas veces puentes de diálogo que Dios nos tiende. Ya veis, no sabemos lo que nosperdemos si no sabemos escuchar.

Preguntas para el diálogo
(Las leemos, las pensamos y las compartimos)

• ¿Alguien alguna vez se ha enojado contigo porque no lo estabas escuchando? • ¿Qué se siente cuando alguien no escucha tus ideas u opiniones? • ¿Cuáles son algunas de las razones por las que la gente no escucha? ¿Qué tiene de malo no escuchar cuando alguien te está hablando? • ¿De quémanera el no escuchar a los demás puede herir los sentimientos entre amigos? • ¿Existe alguna diferencia entre oír y escuchar?

__________________________________ “ENTRE AMIGOS” – Grupo de catequesis Evangelio de Marcos – Presó d’homes – Bcn.

50

• ¿Alguna vez has tenido malos entendidos por no escuchar cuidadosamente o por que alguien no te escuchó cuidadosamente a ti? • ¿Cómo puede ayudara la amistad el escuchar cuidadosamente? • ¿Cuando alguien no está escuchándote, qué puedes hacer para que te escuche?

Oración: SEMILLAS SOMOS En el silencio de mi reflexión percibo todo mi mundo interno como si fuera una semilla, de alguna manera pequeña e insignificante pero también pletórica de potencialidades. ...Y veo en sus entrañas el germen de un árbol magnífico, el árbol de mi propia...
tracking img