José lópez portillo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1336 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Universidad Autónoma de Guerrero
Instituto Internacional de Estudios Políticos Avanzados
Ignacio Manuel Altamirano
IIEPA IMA UAG

Licenciatura de Ciencia Política y Administración Pública
Tercer semestre.
México: sociedad, política, economía y cultura III

Ensayos:
“José López Portillo y Pacheco”


Dr. Salvador Rogelio Ortega Martínez
Alumno:José Antonio Mejía Budhart



Enero del 2011
Introducción:
Los siguientes ensayos tratarán de los personajes correspondientes que me tocaron exponer dentro del módulo de “México: sociedad, economía, política y cultura III” correspondientes a la licenciatura de ciencia política y administración pública.

El primero será José López Portillo y Pacheco, ex presidente de laRepública mexicana (1976-1982). Se hablará de sus funciones previas de la presidencia para luego describir el tema más resaltante de su sexenio, el petróleo, y como llevó al país a una de las crisis más grandes que ha tenido; se concluirá con la generalización de su último informe de gobierno añadiendo una pequeña reflexión personal.














JoséLópez Portillo y Pacheco

José López Portillo y Pacheco nació un 16 de junio de 1920 en la Ciudad de México; estudió leyes en la Universidad Nacional Autónoma de México e ingresó a la política (no sabiendo nada de ella) en 1972 como director de la Comisión Federal de Electricidad; en 1973 a 1975 fungió como secretario de Hacienda y Crédito Público dentro del sexenio de Echeverría, bastándole paraser el sucesor y próximo al mando en la república de 1976 -1982, demostrando así las prácticas metaconstitucionales del régimen que laceraban a la sociedad.

Antes de tomar posesión el 1 de diciembre, se le consideró un presidente ilegitimo, debido a que no tuvo competencia en la campaña electoral. El Partido Acción Nacional (PAN) no presentó candidato y el Partico Comunista Mexicano(PCM) postuló a Valentín Campa, quién obtuvo un millón de votos, los cuales pasaron a la nulidad por no estar registrado. Se vivía una insolencia total del partido aplastante, que en lenguaje de beisbolistas se entendería como “ni cacha, ni picha ni deja batear”. A tal grado llegó el cinismo de López Portillo que años después en una entrevista para televisa comento: “…y tuve satisfacción y desazónal mismo tiempo de ser candidato único…de tal manera con que hubiera votado mi amá por su hijito pepito, hubiera yo salido”

Por supuesto, tenía que tomar una acción inmediata que lo legitimara y lo envistiera del poder que todo presidente durante el régimen priista anhelaba con todas sus fuerzas, y eso fue su discurso de toma de posesión.

Pareciera que se dedicó varios días, por nodecir semanas, a lograr que su discurso conmoviera a la sociedad y así legitimarlo como el posible mejor presidente que podría llegar a tener México. Y así fue, conmovió y generó mucha expectativa con su famosa tregua: “Propuso el desarrollo del país en tres etapas: restaurar la economía del país en el primer bienio, consolidarla en el segundo y crecer aceleradamente en 1981 y 1982”. Si la calidaddel presidente se midiera por la calidad del discurso, éste hubiera sido el mejor, lamentablemente sólo fue eso: un discurso que generó mucha expectación que concluyó en una de las crisis más agarráfales del país, todo porque como dijo en sus memorias “nunca me rajé” anteponiendo al país a su soez mentalidad que a continuación se explicará.

El maldito bien de México, el petróleo, pasó aser la respuesta inmediata de la ya legitimada figura del presidente. Jorge Díaz Serrano, quien en ese entonces era director de PEMEX, sugirió a López Portillo explorar en el mar para encontrar oro negro y así sucedió, tal fue la sorpresa que para finales de 1977 México pasó a tener 16,800 barriles de reserva de crudo, elevándose en 1979 a 40,200. Todo el plan de los bienios se tiró por la...
tracking img