Juventud en extasis ii

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 57 (14102 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
JUVENTUD EN EXTASIS II
Era un tarde como otra cualquiera. El coche de mi hija Citlalli estaba descompuesto, así que me retire de mi negocio temprano para pasar a recogerla a la universidad. Estacioné el auto cerca y, mientras esperaba, observe la salida de los alumnos.
Citlalli apareció. Toque el claxon y la salude con la mano. Cruzo la calle con un paso elegante y seguro. Se parecía mucho aDhamar cuando tenia su edad.
Arranque y comencé a conducir muy despacio camino a casa.
Repentinamente una motocicleta nos rebaso a toda velocidad. Sobre ella, apretujados, el galán y las dos jovencitas.
-¡son compañeras de mi salón! – comento asombrada Citlalli.
-¿y el muchacho?
-nunca lo había visto.
-así son algunas chicas de la facultad…-murmuro apenada- .es posible, que incluso, ellasllevaran la iniciativa. Me entristeció darme cuenta de mi ingenuidad al querer que mi hija se mantuviera lejos de ese medio. No me asustaba, pero tal parecía que nada sirvió haberme esforzado procurarle los mejores ambientes y colegios.
-papá ayúdame a estudiar tu libro. Me lo diste cuando tenía quince años y tal vez he pasado por alto muchas cosas –bajo la voz con angustia- ¿como te explicare? Yo…tequiero mucho…-me siento muy honrada de que hayas escrito todo eso para mí, pero…tengo miedo de decepcionarte.
Los ojos de mi hija se llenaron de lágrimas. Permaneció callada. Tome su mano.
Ella había terminado un largo noviazgo pocos días atrás.
-¿tu crees…Que una mujer ya no vale nada cuando pierde la virginidad?
-¿Por qué la pregunta?
-no…por nada…simple curiosidad.
-¿Por qué terminastecon tu novio?
-bueno…en realidad deje de interesarle…creo que yo tuve la culpa.
-En nuestro libro hay elementos suficientes para que los jóvenes decidan bien- le dije -. Solo necesitan estudiarlo y enriquecerlo un poco por si mismo.
-Es verdad, pero pocos lo hacen. Y quienes lo hacemos necesitamos profundizar en los temas. Yo en lo personal lo necesito. También mis compañeros. ¡Somos estudiantesde segundo año de medicina!, pero, ¿sabias que Sonia, una de las chicas que vimos en la motocicleta, ya estuvo embarazada una vez y abortó…?.
-A ver, aclárame las cosas. ¿Por qué dices que tú en lo personal necesitas un seminario sobre el libro? ¿Por qué preguntaste si una mujer no vale cuando pierde la virginidad? ¿Por qué supones que dejaste de interesarle a Juan Carlos y que la culpa fuetuya?
Dhamar salio a recibirnos. Nos saludo cariñosamente y noto de inmediato que algo andaba mal con nuestra hija. Citlalli se dirigió a grandes pasos a su habitación.
Dhamar se encerró con su hija a conversar. Yo estaba preocupado. Era obvio que Citlalli enfrentaba algún problema relacionado con su sexualidad y que no tenía la confianza para compartírmelo. Después de esperar más de una hora sentícoraje conmigo mismo. Había dedicado muchos años al estudio de la conducta humana y a la capacitación, pero ahora me faltaba lo más elemental: comunicación con mi propia hija… siempre me había costado trabajo acercarme a ella. Desde que era una bebe, los cánones establecidos me obligaron hacerme a un lado.
Fui a mi archivo busque una hoja que redacté para Citlalli a los pocos días de sunacimiento. Escribí al final una sola frase. Después toque la puerta de su habitación. Dhamar abrió.
-Ya conocen esta carta – le dije -. léanla de nuevo. Estoy aquí fuera esperando.
La frase que garabatee en la hoja decía:
“por favor, déjenme participar.”
Hija:
Eres un bebe, un bebe muy pequeño tienes apenas diez días de nacido fuiste prematuro, así que eres mas pequeña que los bebes normales, pero yose que crecerás y serás el mayor orgullo de mi vida.
Estoy a solas contigo en mi habitación. No lo sabes como pero estoy aquí, atento a cada movimiento tuyo.
Quiero escribirte porque de algún modo tengo que desahogarme de esta emoción tan fuerte que últimamente e sentido que me daña.
A veces te hablo, te digo con reservas todo lo que te amo. La euforia me inunda y entonces bajo la cabeza...
tracking img