Kybalion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 137 (34132 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL KYBALION
LOS MISTERIOS DE HERMES
TRES INICIADOS
Reproducido por Diego Alejandro Muñoz
diegoamu@yahoo.com
Medellín, Colombia

CONTENIDO
INTRODUCCIÓN 5
La filosofía hermética 7
Los siete principios herméticos 11
1. El principio de mentalismo 11
2. El principio de correspondencia 12
3. El principio de vibración 12
4. El principio de polaridad 13
5. El principio de ritmo 14
6. Elprincipio de causa y efecto 15
7. El principio de generación 15
Transmutación mental 17
El Todo 21
El universo mental 25
La paradoja divina 29
«El Todo» en todo 35
Los planos de correspondencia 39
Vibración 45
Polaridad 49
Ritmo 53
Causalidad 57
Género 61
Género mental 65
Axiomas herméticos 71

INTRODUCCIÓN
Mucho placer nos causa el poder presentar este trabajo a la atención delos estudiantes e investi-gadores de las Doctrinas Secretas, obra que está basada en las antiquísimas enseñanzas herméticas. Se ha escrito tan poca cosa sobre este asunto, a pesar de las innumerables referencias que se han hecho de estas enseñanzas en muchos de los trabajos sobre ocultismo, que los investigadores de las verdades arcanas habrán, sin dudas, presentido la aparición de este libro.
Elpropósito de éste no es la enunciación de una filosofía o doctrina especial, sino más bien el de dar al estudiante una exégesis de la verdad, que le sirva para conciliar los muchos tópicos de los conocimientos ocultos que puede ya haber adquirido, pero que, aparentemente, son contradictorios y paradójicos, lo que a menudo desanima y disgusta al principiante. Nuestro intento no es el de erigir unnuevo templo de sabiduría, sino el de colocar en manos del investigador una clave maestra con la cual pueda abrir las numerosas puertas internas que conducen al Templo del Misterio.
Ningún conocimiento oculto ha sido tan celosamente guardado como los fragmentos de las en-señanzas herméticas, los que han llegado hasta nosotros a través de las centurias transcurridas desde los tiempos del GranFundador, Hermes Trismegisto, «el elegido de los dioses», quien murió en el antiguo Egipto, cuando la raza actual estaba en su infancia. Contemporáneo de Abraham, y, si la leyenda no miente, instructor de aquel venerable sabio, Hermes fue y es el Gran Sol Central del Ocultismo, cuyos rayos han iluminado todos los conocimientos que han sido impartidos desde en-tonces. Todas las bases fundamentales delas enseñanzas esotéricas que en cualquier tiempo han sido impartidas a la raza son originarias, en esencia, de las formuladas por Hermes. Aun las más antiguas doctrinas de la India han tenido su fuente en las enseñanzas herméticas.
Desde la tierra del Ganges muchos ocultistas avanzados se dirigieron hacia el Egipto para pos-trarse a los pies del Maestro. De él obtuvieron la clave maestra, que, alpar que explicaba, reconciliaba sus diferentes puntos de vista, estableciéndose así firmemente la Doctrina Secreta. De todas partes del globo vinieron discípulos y neófitos que miraban a Hermes como el Maestro de los Maestros, y su influencia fue tan grande que, a pesar de las negativas de los centenares de instructores que había en los diferentes países, se puede fácilmente encontrar en lasenseñanzas de estos últimos las bases fundamentales en las que se asentaban las doctrinas herméticas. El estudiante de religiones comparadas puede fácilmente percibir la influencia tan grande que las enseñanzas herméticas han ejercido en todas las religiones, sea cual fuere el nombre con que se les conozca ahora, bien en las religiones muertas o bien en las actualmente existentes. La analogía salta a lavista, a pesar de los puntos aparentemente contradictorios, y las enseñanzas herméticas son como un conciliador de ellas.
La obra de Hermes parece haberse dirigido en el sentido de sembrar la gran verdad que se ha desarrollado y germinado en tantas y tan extrañas formas, más bien que en el de establecer una es-cuela de la filosofía que dominara el pensamiento del mundo. Sin embargo, la verdad...
tracking img