La bestia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9749 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
-------------------------------------------------
Los centroamericanos y su vida con “la bestia”
Última modificación 22/01/2009 19:38
por luisg
Por: Eduardo González Velázquez
El pitido anuncia su próxima llegada. La estación de Arriaga, Chiapas se apresta para recibirlo. Las decenas de migrantes salen del albergue “Hogar de la misericordia”; otros más lo hacen de entre la maleza, que enseñal de respeto detiene su avance al pie de las vías del ferrocarril, todos revolotean como palomillas alrededor de un foco. Todos son un manojo de ilusiones buscando arrebatar una oportunidad a su flaco futuro. Seis miembros de dos familias se acercan a vender comida a los centroamericanos; el platillo de diez pesos incluye pollo guisado, arroz y tres tortillas. Aun así, son pocas las ventas “nocompran porque no andan dinero”, se lamenta la mayor de la familia, una señora que carga en los hombros el peso del tiempo y de la desesperación “porque no sale para vivir; un día de estos también yo me voy a ir”. Son las once de la noche y para las dos familias el día no ha llegado a su fin. El silbido anticipa a “la bestia”, es el ferrocarril Chiapas-Mayab de la Costa que llevará a decenas demigrantes a Ixtepec, Oaxaca, y de ahí “pues nadie sabe”; “todos queremos llegar al norte, aunque pocos sabemos en dónde estamos”. Casi la totalidad desconoce la geografía mexicana. No importa la hora que sea, el sueño no los vence; a la una y cuarto de la madrugada se escuchó el rugir del tren y el golpeteo de los vagones en la estación de Arriaga, cuarenta y cinco minutos después continuó su caminohacia Oaxaca con cien migrantes centroamericanos abordo. La mayoría de ellos viajarán atados al lomo del vagón “porque si nos dormimos nos caemos”. Muchos son primerizos en la aventura migratoria. Finalmente “la pobreza nos expulsó”, afirma un nicaragüense de apenas veinte años de edad.
Lo difícil no es cruzar
La frontera de Ciudad Hidalgo es el paso más sureño que utilizan miles decentroamericanos ilegales para iniciar su travesía por tierras mexicanas. Esta zona evidencia una “frontera muy porosa” de aproximadamente mil 200 kilómetros que México comparte con Guatemala y con Belice, de los cuales 970 limitan con Guatemala. Desde las márgenes del río Suchiate, comienzan su “eterno” caminar como migrantes. Ciudad Hidalgo y su gemela Tecún Umán en Guatemala son uno de los mil 63 “pasosciegos”, y uno de los cuarenta y cuatro puntos que se pueden cruzar sin problemas pues no existe autoridad aduanal, militar ni policiaca que detenga diariamente el paso de al menos cuatrocientos cincuenta indocumentados a través del río. Este es el caso de Patricia, una salvadoreña de 29 años de edad, madre soltera de tres niños de dos, cuatro y diez años de edad. Su mirada y su “futuro” están puestosen Los Ángeles, California “no sé si llegaré, pero al menos lo debo intentar”. Su escepticismo lo alimenta con lo pesado que ha resultado el trayecto. Salió un día de octubre, viaja en compañía de su hermana de 35 años de edad, también madre soltera de una niña de diez años. “Me da miedo, claro que sí”, comenta Patricia mientras se acomoda sobre una enorme piedra a las afueras del albergue Belénde Tapachula. Su cruce lo hizo con los “balseros” de Tecún Umán. Un día después de su salida ya se encontraba en México. Dejó El Salvador donde se ganaba la vida y la de sus hijos cuidando dos niños por 120 dólares al mes. “Esa paga no es suficiente, por eso pedí un préstamo de quinientos dólares para irme al otro lado. Me traje cien, que ya acabaron, y el resto se lo dejé a mi madre para quemantenga a mis hijos mientras consigo enviarles más dinero”. Ya en México lo verdaderamente pesado “apenas comenzaba”. Y así fue, en Ciudad Hidalgo Patricia y su hermana abordaron una combi sin mucha suerte; poco antes del primer retén, donde las bajaron para evitar la revisión, las detuvieron unos agentes de la Policía Federal Preventiva, quienes fieles a la regla y negados a ser la excepción las...
tracking img