La carta de jamaica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1725 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN SUPERIOR

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA

TRAMO II TRAYECTO I

UNIDAD CURRICULAR: HISTORIA DE VENEZUELA II

LA CARTA DE JAMAICA

Prof. Josefa Moreno Estudiantes:

Briceño Daniela

Escuque, Enero2010

Carta de Jamaica

            Dedicó los últimos días de agosto, y los primeros de septiembre, a redactar esta carta que por momentos pareció interminable. Ahora pone la fecha  (Kingston, 6 de septiembre de 1815),  firma la última hoja (S.Bolivar)  y estampa los datos del destinatario en el sobre (Mr. Henry Cullen, Falmouth).

            Cullen es un comerciante británico que vive enaquel agitado puerto jamaiquino, Falmouth, colmado de barcos que descargan esclavos y cargan azúcar o ron. Con la mira puesta en el mercado hispanoamericano, al cual no puede acceder Inglaterra, Cullen le escribió hace un tiempo a Bolívar –-exiliado en Kingston, la capital de la isla--  rogándole una explicación: ¿por qué la libertad de Venezuela resulta tan difícil?.  La primera República fuedesbaratada por los realistas en 1812; la segunda terminó, en 1814, con la evacuación de Caracas, dirigida por el propio Bolívar.

            En su respuesta a Cullen –acaso escrita desde la primera letra con la intención de difundirla en Europa--  Bolívar fundamenta la rebelión criolla, reclama la ayuda de Inglaterra, asegura que “el suceso coronará nuestros esfuerzos”, y predice, con algunosaciertos, la evolución de la América hispana.

            La Carta de Jamaica será un documento fundamental de la independencia americana. Junto con el Memorial de Agravios, del colombiano Camilo Torres Tenorio, servirá para entender por qué los españoles de América se volvieron contra España.
            En ambos textos, hay respuestas a interrogantes que, durante años, se plantearán en todo elcontinente. Por ejemplo: ¿Por qué San Martín, después de haber integrado por 22 años el ejército de España, vino a su tierra de origen, de la que apenas tenía memoria, a combatir contra España? ¿Fue un traidor? ¿O sintió un místico “llamado de la Patria”?

            Ni una cosa ni la otra.
            Sigamos los acontecimientos desde 1808, cuando Napoleón se apodera de la Península Ibérica: 
1.         Los territorios americanos no son colonias. Según la Suprema Junta Central, que pretender resistir al invasor desde Cádiz, “los vastos y preciosos dominios de América no son colonias o factorías, como las de otras naciones, sino una parte esencial e integrante de la monarquía” (Real Orden del 22 de enero de 1809).  Coincidente, Torres Tenorio ha afirmado desde Santa Fe de Bogotá:“América y España son dos partes integrantes y constituyentes de la monarquía española”.

2.         Pero los súbditos de una colonia tienen más derechos que los americanos. Como señala Bolívar, los criollos siempre fueron excluidos de “la ciencia del gobierno y administración del Estado”. España no ha tenido, siquiera, la actitud de los sultanes, “déspotas, cuya voluntad era ley suprema”, pero quedelegaban la administración. Los americanos no han sido, en su tierra, “ni magistrados ni financistas”. Tampoco comerciantes. España no les permite “el cultivo de frutos  europeos”, ni fabricar “cosas que España no fabrica”. El  monopolio peninsular del comercio cubre “hasta los objetos de primera necesidad”, e impide la libre transacción entre provincias americanas.

•          Hasta 1808, esono impidió la adhesión a España. Se trataba de una adhesión que –destaca el héroe venezolano--  “parecía eterna”. Provenía del  “hábito a la obediencia”, así como de una comunidad “de luces [talentos] y de religión”; “una recíproca benevolencia”; una “tierna solicitud” [preocupación] por la cuna y la gloria de nuestros padres”.  “Todo lo que formaba nuestra esperanza nos venía de España”....
tracking img