La ciencia de dios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2341 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vivimos en una época asombrosa. El cambio será característico en la estructura de una sociedad, el bienestar económico, doctrinas religiosas, perspectivas filosóficas y, sobre todo, el conocimiento que tiene el ser humano de sí mismo. La razón de este inmenso universo que nos acoge como semillas de vida, sumergidos en este océano cósmico, colmado de misterios donde el hombre siempre se hacuestionado sobre su origen, ha hecho profundas interrogantes, está claro que la curiosidad del ser humano jamás será saciada. Preguntas sobre el origen de la conciencia, del Sol, de la Tierra o la existencia de vida inteligente en otro lugar de la enormidad celeste. La más ambiciosa es conocer el verdadero origen y final del universo, hablando respecto a las teorías de Big Bang y Big Crunch. Ladiversidad y mutua contradicción entre las respuestas ofrecidas ya era claro indicio de que muy pocas de las soluciones propuestas podían ser correctas. Pero hoy, como deducción del conocimiento tan ingratamente arrancado a la naturaleza a través de generaciones dedicadas a pensar, observar y experimentar cuidadosamente se han intentado dar muchas respuestas.
La ciencia comenzó a ser aplicadadesde los tiempos prehistóricos donde los primeros hombres plasmaban sus ideologías sobre las paredes de las cuevas o piedras, los objetos elaborados en los tiempos del neolítico. Se habla de testimonios escritos más antiguos de investigaciones protocientíficas que se dan en la cultura mesopotámica, esta región se convirtió en los primeros centros de civilización humana. En Egipto y Mesopotamia elconocimiento científico era de naturaleza práctica y es así como los primeros sabios griegos daban explicaciones sobre fenómenos naturales o el origen de las cosas. El aire, el agua, fuerzas metafísicas, la razón, los números, átomos; aspectos que muy difícilmente se podría imaginar que esto fuera el punto de partida de los seres y las cosas. Así lo ha planteado la ciencia.
Imaginemos por unmomento cuál es el origen de todo, porque el principio de los tiempos hasta donde los humanos lo entendemos, no existió nada, absolutamente nada: ni universo, ni tiempo, ni vida, absolutamente ninguna forma de energía ni materia. Y de pronto, la tan mencionada “Explosión que dio origen a todo cuanto existe”, a este universo extraordinario de vida, de luz, de estrellas, de mundos, esa explosiónbrutal fue el posible inicio de la vida que nuestra capacidad humana nos permite conocer, con un tiempo aproximado de mil millones de años, cantidad que para el hombre es difícil de imaginar porque está fuera de lo que sus límites razonables establecen. Contradictoriamente, es una teoría que el propio hombre ha postulado para explicarse su realidad, en esta medida, se reitera que las capacidades delcerebro del hombre son inmedibles pero nunca ilimitadas. Siempre existirá la pregunta de qué hubo antes de, y en esa búsqueda encontramos al ser más extraordinario que puede hallarse: Dios, creador de todos los seres y las cosas. Acto que no ha sido aceptado totalmente por la ciencia pero que sin lugar a dudas, no hay otra posible. La misma ciencia ha establecido leyes que llevan a lo mismo, y deigual manera, a nada. Existe la ley de la termodinámica: “Nada se crea ni se destruye sólo se transforma”. Nada se crea de la nada. Y donde hay algo no puede dejar de existir ese algo para haber la nada. Si nada es posible crearlo de la nada, es evidente que lo creado tuvo que surgir de algún modo. Dios es la respuesta. Por supuesto, Dios no es susceptible de ser comprendido en esta inferenciacientífica. El Creador está muy por encima de su creación. Esta naturaleza nuestra se caracteriza por sus restricciones. Estamos subyugados al esquema espacio-temporal y nos resulta inconcebible una realidad en que no se aplique esta estructura. Dios, como Supremo Hacedor, no está limitado por estas leyes que Él mismo estableció. Como la Escritura dice, MIL AÑOS PARA ÉL ES UN AYER QUE PASÓ...
Esta...
tracking img