La ciudad antigua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2114 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CIUDAD ANTIGUA
Remontándonos a nuestros antepasados, específicamente a dos ciudades en particular, las cuales sirvieron de antesala para nuestra civilización actual, y de la cual somos el reflejo de esa sociedad estricta, técnica, organizada y severamente rígida de la cual hoy en día somos una réplica más flexible pero con la esencia y la característica tanto de los pueblos romanos comogriegos.
Fustel De Coulanges, en su libro “La Ciudad Antigua” nos hace un relato detallado y muy conciso de cómo fueron esas épocas y cuáles fueron las raíces que nos antepusieron y de la cual hoy tenemos ese sistema adoptado a lo que al derecho nos concierne y la verdadera esencia y realidad de cómo fueron las cosas.
El autor nos permite con este libro, de darnos cuenta cómo eran las costumbres ycreencias que se basaron fundamentalmente en hechos y mitos como era la religión y sus cultos que fueron muy representativos y con mucho valor a la hora de tomar las decisiones de esta sociedad que veía la religión como ese todo, así como el estudio de las instituciones que existían y que hoy en día podemos darnos cuenta que una forma más desarrollada y con algunas modificaciones pero como lohabía mencionado en el párrafo anterior pero de forma muy similar las seguimientos manteniendo a la fecha en nuestro derecho.
Haciendo un breve recuento sobre esas épocas y cambios que tuvieron lugar para esa época, es importante iniciar mencionando, que las creencias antiguas sobre el alma, la muerte, el culto de los muertos, el fuego sagrado y la religión domestica que tuvieron lugar tanto enRoma como en Grecia son cosas que quedaron en el pasado y que en nuestra actualidad solo son historias que son de suma importancia conocer para así tener claro ese conocimiento sobre cómo fue esa época.
En nuestra actualidad sería inconcebible que a los muertos se les enterraran con tantas pertenencias, que se les brindara comida, agua, vino, leche ya que se creía que una vez muerto el cuerpo yel alma seguían estando juntos, fue por esta razón que se dio ese comienzo a lo que hoy en día conocemos como la sepultura y el orar por los difuntos, esta costumbre es una de las cosas de la cual en la actualidad conservamos pero con diferentes creencias y con una aplicación completamente diferente a la cual se utilizaba en Roma y Grecia.
Si bien es cierto en la actualidad le damos sepultura anuestros difuntos y oramos a nuestros seres queridos con el fin que descansen en paz; todo lo contrario a lo que ellos creían que si no les daban sepultura serian difuntos que perturbarían a los seres vivos.
Otra creencia muy particular la cual era el pan de cada día de los ciudadanos romanos y era la de tener fuego por siempre en la casa en el altar del difunto, esta era una obligación del jefede la casa y el fuego nunca podía apagarse ya que si esto ocurría se tenía la percepción que si el fuego se extinguía lo mismo le pasaría a la familia, por esta razón el fuego era como ese motor que mantenía unida y viva a la familia, ese fuego era algo divino, se le adoraba, recibía un trato especial, que no podía ser alimentado de todo material, que la madera que iba ser utilizada para mantenerviva la llama, debía ser una madera especial, limpia, pura que no fuera a ensuciar ese fuego, ya que si esto ocurría, a consecuencia de esto la familia también sufriría de ese daño como lo es la impureza de las cosas.
Este fuego debía ser tan respetado y honrado que no se permitía tener ningún contacto físico entre dos personas, ya que al momento de tener algún tipo de relación frente a él,sería una infamia y se procedería también con la ruptura de la familia.
Tocando un poco el tema sobre a lo que la religión domestica concierne, esta era una religión primitiva que consistía que cada dios podía ser adorado por una familia, es decir cada familia tenía su propio dios el cual era de su propia y solamente esa familia tenía el derecho de adorarlo, rezarle y pedirle, de ahí su nombre...
tracking img