La construcción del sujeto femenino en la obra “qué impertinmente manera de volver” de martha durán.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3028 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CONSTRUCCIÓN DEL SUJETO FEMENINO EN LA OBRA “QUÉ IMPERTINMENTE MANERA DE VOLVER” DE MARTHA DURÁN.


Barquisimeto, Julio de 2009

CAPÍTULO I

LA SUBJETIVIDAD FEMENINA.

Martha Patricia Durán Rodríguez (Trujillo, 1976). Licenciada en Letras por la Universidad del Zulia (2006). Participó en el taller de Creaciónliteraria dictado por Orlando Chirinos en la Universidad de los Andes (2004-2006), así como en el Taller de Narrativa dictado por Carlos Noguera (2006-2007) en Monte Ávila Editores. Actualmente cursa una maestría en Estudios Literarios en la Universidad Central de Venezuela (Caracas) y se desempeña como coordinadora de subastas en la Fundación Sala Mendoza de la misma ciudad. Con la obra “Quéimpertinente manera de volver” resulto finalista del Concurso para Autores Inéditos 2007 de Monte Ávila Editores, mención Narrativa.

Qué impertinente manera de volver, de Martha Durán está conformado por 22 relatos. La soledad, la ausencia, el exilio interior, son temas y atmósferas que persisten en ellos. Sus personajes y sus acciones se dibujan sobre la bruma de las sensaciones, de las intuiciones,como desde un mundo que se vive hacia adentro y desde el cual se tiene poco interés en otear el paisaje circundante. Sus introspectivos personajes viven en sus propias cajas negras, de donde rara vez parecen querer huir. Al contrario, en ellas lucen cómodos y a resguardo del peligro que acecha fuera de ellas.

En estas historias, cada individuo hace de un universo en el que se vivedesde las palabras, desde su significado, para mantener el permanente fluir consigo mismo y con la existencia. En ellos, el lenguaje termina siendo un elemento totalizador del universo. Deslizan la convicción de que al único mundo al que pueden pertenecer es el que llevan a cuestas, esa galaxia infinita e intangible formada por sus fantasmas, temores, angustias y anhelos. "La sensación de serajeno a todo ello lo hacía sentirse un extranjero, no de ese lugar, ni de su propio país, sino del mundo entero", se señala sobre uno de los personajes. Y es la soledad y la incomprensión de un mundo que siempre resulta ajeno, lo que los conduce al anhelo de la absoluta nada como único camino posible, tal como lo asevera otro de los personajes: "quería callar mis latidos, descubrir la dicha final enel letargo de un cuerpo mudo. Y entonces adiós, me dije. Adiós".
Los seres de Qué impertinente manera de volver son prisioneros de los temores y dolores que produce vivir en un mundo agreste, pero no por lo tangible de las agresiones en sí, sino por lo que ellas pueden producir desde adentro.
Ahora bien, el discurso femenino tiene una serie de características particulares entre las cuales seencuentra la subjetividad. Usan un estilo único, libre y espontáneo. Se sueltan para encerrarlo todo, los escritos de las mujeres latinoamericanas son como una piedra preciosa, única en su especie, que todavía no ha sido exprimida del todo. Describen cada detalle, expresen sus sentimientos. Afloran sus esencias y sentimientos.

Por otro lado, Barthes 1975 expresa:

Escribir es una conductagloriosa, pero atrevida; el escritor es un “artista”, se le reconoce cierto derecho a la bohemia. (…) Pero cuidado que las mujeres no crean que puedan aprovechar ese pacto sin someterse primero a la condición eterna de la feminidad.

Las mujeres que escriben muestran ciertas tendencias a la elección de los discursos, según determinaciones históricas. Hay muchas formas de ser mujeres y depercibir la feminidad; el cuerpo femenino constituye un tema importante para muchas escritoras. Como lo es el caso de Martha Durán en Qué impertinente manera de volver: “No había previsto este problema: mi cuerpo. Debí suponer qué él también podría hablarme. Inmóvil, encerrado en mi cuerpo, él hablando-reclamando quizá su presencia, su testimonio silenciado- creía escuchar más gritos, más voces, más...
tracking img